40 Ideas sobre cómo Afrontar el Dolor y el Sufrimiento

Day 5 of 40

La Ley Natural

Experimentamos dolor y sufrimiento a causa de nuestra vulnerabilidad a la ley natural.

La autonomía de Adán y Eva les permitió operar fuera de la protección de Dios. Por primera vez, eran vulnerables a la ley natural, enfermedades, dolencias, accidentes, desastres y maldad. Si Dios hubiera denegado la ley natural—lo cual hubiera podido hacer—entonces habríamos tenido que sacrificar nuestra autonomía. Habríamos tenido que convertirnos en meros robots sin poder alguno para tomar decisiones por nosotros mismos. Si mantenemos la autonomía, entonces nos enfrentamos a los riesgos de la vida como la conocemos ahora.

Cuando dieron los primeros mordiscos al fruto prohibido, la capacidad cognitiva de Adán y Eva  para reconocer su vulnerabilidad se desarrolló. Se dieron cuenta que estaban desnudos y entonces se hicieron ropa. Antes de este punto, no tenían necesidad de ropa; no eran vulnerables a las condiciones ambientales. Con su elección, la autonomía salió a flote y sus cuerpos se convirtieron en vulnerables y sujetos a la ley natural. Con esta vulnerabilidad vino la exposición al dolor, el sufrimiento y la muerte.

Considera Esto:

  • ¿Cómo ha influido la ley natural en tus experiencias dolorosas?
  • ¿Acaso has atribuido tu dolor y sufrimiento a la ley natural o a Dios?
  • ¿Cómo crees que se siente de Dios acerca del dolor y el sufrimiento te has experimentado?

Haz Algo:

Trata de imaginarte lo que crees que Dios te diría acerca de cómo se siente cuando estás en sufrimiento. Incluye lo que crees que Dios te diría acerca de cómo lidiar con tu adaptación con el dolor y el sufrimiento. Anota tus respuestas. Si no estás seguro de lo que diría, ¡pregúntale! Si aún no estás preparado para hablar con Dios, habla con un ministro de confianza o un amigo cristiano acerca de lo que dice la Biblia sobre el dolor y sufrimiento.

Relacionados
Comentario
  • Artículos Relacionados
  • comments powered by Disqus

Registrarse



¿Ya tienes una cuenta?
o