40 Ideas sobre cómo Afrontar el Dolor y el Sufrimiento

Day 2 of 40

Tipos de Afrontamiento

La manera en que lidiamos con el dolor y el sufrimiento tiene un impacto significativo sobre nosotros. Elige estrategias de afrontamiento saludables.

Los mecanismos de afrontamiento son las estrategias que utilizamos para lidiar con el estrés de la vida. Típicamente solemos aprender estas estrategias a través de la modelización de aquellos a quienes estamos más expuestos en la infancia. Nuestra cultura, género, edad y personalidad también influyen en cómo lidiamos con situaciones dolorosas. Un ejemplo simple de estas influencias es que, aunque llorar puede ser una estrategia de afrontamiento emocional adecuado, la formación en la cultura o el género de las personas puedan hacer que tal expresión sea personalmente inaceptable.

Los mecanismos de confrontación pueden ser una combinación de estrategias cognitivas, emocionales, conductuales, relacionales y espirituales. Tales estrategias pueden ser saludables o no saludables. El pensamiento optimista y la planificación realista son ejemplos de estrategias de afrontamiento cognitivo saludable. Pensamiento pesimista, preocupación excesiva, obsesión, y negación son ejemplos de estrategias malsanas. Emoción suprimida, mal dirigida o incontrolada puede ser una expresión de estrategias de confrontación no saludables.

Afrontamiento emocional saludable implica la identificación y expresión adecuada de emociones. El estudio de la Biblia, la meditación y el canto son algunas formas de afrontamiento espiritual saludable. Ejercicio físico y trabajo arduo pueden ser formas saludables de confrontación, al menos que sean utilizados a un punto de exceso para evitar los sentimientos. Arremeter físicamente hacia uno mismo u otros nunca es una forma saludable de salir adelante.

Considera Esto:

  • ¿Cuáles son tus estrategias comunes de afrontamiento cognitivo?
  • ¿Cuáles son tus estrategias comunes de afrontamiento emocional?
  • ¿Con quién compartes tus pensamientos y sentimientos para ayudarte a hacer frente?
  • Identifica tus mecanismos de confrontación espiritual saludables.

Haz Algo:

Ahora que has identificado tus estrategias comunes de afrontamiento, identifica cuáles son sanas y cuáles no lo son. Comprométete a desarrollar e implementar mecanismos de afrontamiento saludables. Usa un tipo de relación de confianza como una forma de hacerte responsable en esta transición de afrontamiento no saludable a saludable.

Relacionados
Comentario
  • Artículos Relacionados
  • comments powered by Disqus

Registrarse



¿Ya tienes una cuenta?
o