Liberándote de la Ira

Liberándote de la Ira

Day 1 of 40

Tú puedes sentir rabia y amargura acumulándose dentro de ti. Te enojas — y no puedes superarlo. Pero cuando te aferras a tu enojo, ¿vale la pena el daño que puede causar? Sigue leyendo estos consejos diarios acerca de cómo puedes liberarte de tu ira.

Day 1:  ¿Qué es la Ira?

“La ira es un ácido que hace más daño al envase en el que se almacena que a cualquier cosa en la que se vierte.” —Mark Twain

La ira parece estar infiltrándose en nuestra cultura. Los esposos están enfadados con sus esposas. Las esposas están enfadadas con sus maridos. Los padres de familia están furiosos con sus hijos adolescentes. Los adolescentes están enojados con sus padres. Empleados están irritados con sus jefes. Los jefes están disgustados con los empleados. La gente está enfadada con el gobierno. Muchos de nosotros estamos enojados con nosotros mismos y nuestras circunstancias de vida.

Charles Stanley define la ira como “un fuerte sentimiento de disgusto intenso, hostilidad o indignación que resulta de una amenaza verdadera o imaginada; un insulto, una frustración o injusticia hacia ti o hacia alguien importante para ti.”[1]

Aunque normalmente pensamos en la ira como una emoción, en realidad es una variedad de emociones que involucran el cuerpo, la mente y la voluntad. La ira es una respuesta a las circunstancias de la vida que nos causan frustración, dolor o disgusto. Hay una multitud de situaciones irritantes que tienen el potencial de provocarnos enojo. Es algo de lo que no podemos escapar. Por lo tanto, debemos aprender cómo lidiar con él.

Considera Esto:

  • ¿Cuál es tu propia definición de ira?
  • ¿Qué experiencias dolorosas de tu pasado te hacen mantener viva la ira en tu presente?

Haz Algo:

Inicia un diario de “emociones.” Toma un cuaderno y escribe tus pensamientos y sentimientos del día.

Lee otros días
Relacionados
Comentario
  • Artículos Relacionados
  • comments powered by Disqus

Registrarse



¿Ya tienes una cuenta?
o