Una Mirada más Profunda a: ¿Qué dice la Biblia acerca de Jesús?
Brownies
header image for 'Una Mirada más Profunda a: ¿Qué dice la Biblia acerca de Jesús?'

Una Mirada más Profunda a: ¿Qué dice la Biblia acerca de Jesús?

Autor: 

Jesús es la figura central dentro del cristianismo. ¿Qué dice la Biblia acerca de él?

Haz clic aquí para descargar una copia de este artículo.


Cada vez que elegimos un libro, entramos a un nuevo reino. Cada detalle que el autor incluye amplía nuestra comprensión y experiencia de ese mundo. La Biblia no es diferente. Ésta también abre reinos de posibilidades y transforma nuestra comprensión del mundo.

La Biblia cristiana, una unidad de sesenta y seis libros de Escrituras, incluye un período de diversos escritos. Comienza con registros de historia antigua y el misterio de los orígenes del mundo. Entonces enhebra su camino a través de la poesía, cartas, profecía, historia y derecho. Finalmente la Biblia concluye con la literatura apocalíptica colmada de imágenes de tiempos futuros y el fin del mundo.

Sin embargo, mientras profundizamos, no debemos perdernos en detalles. Incluso mientras observamos los detalles de la Biblia, debemos recordar que todas estas partes — de hecho, cada uno de los sesenta y seis libros — se enfocan en un sólo tema.

La escritora Sally Lloyd-Jones una vez explicó, “Existen un montón de historias en la Biblia, pero todas las historias están contando una historia grande. La historia de cómo Dios ama a sus hijos y viene a rescatarlos. Toma toda la Biblia para contar esta historia. Y en el centro de la historia, hay un bebé. Todas las historias de la Biblia susurran su nombre. Es como la pieza que falta en un rompecabezas — la pieza que hace que todas las piezas encajen, y de repente puedes ver un hermoso cuadro.”1

La Biblia narra la historia de una relación entre Dios y el hombre. Como con cualquier relación, ésta no ha sido fácil. Como la relación entre padres e hijos, la relación del hombre con Dios ha pasado por altibajos.

Pero este padre nunca renunció a sus hijos. La forma principal en la que decide mostrar su constante y persistente amor ha sido a través de la persona y obra de Jesucristo — la persona por la cual se nombró al cristianismo y la razón por la cual siquiera existe.2

Preparando la Escena

En muchas historias, el héroe no es aparente al principio. El autor, intentando crear suspenso y pintar una clara imagen de la necesidad de rescate, puede mantener al héroe oculto hasta el momento en el que su entrada tiene el más grande efecto.

El compositor David Wilcox lo dice de esta manera:

Mira, si alguien escribiera una obra sólo para glorificar
Lo que es más fuerte que el odio, no organizar el escenario
Para hacer ver como si el héroe llegó demasiado tarde, casi está en la derrota
Parece como si el lado malo estuviera ganando, así que [estamos] casi al borde del asiento,
Desde el momento en el que comienza la situación.3

Pero el Apóstol Juan nos asegura que el héroe de la historia cristiana estaba aquí antes de que las primeras luces brillaran en el escenario mundial. Jesús estaba aquí en el principio.4

El Apóstol Pablo explica, “Porque por medio de él fueron creadas todas las cosas en el cielo y en la tierra, visibles e invisibles, sean tronos, poderes, principados o autoridades: todo ha sido creado por medio de él y para él. Él es anterior a todas las cosas, que por medio de él forman un todo coherente.”5

Jesús dijo de sí mismo, “Yo soy el Alfa y la Omega, el Primero y el Último, el Principio y el Fin,”6 una afirmación que, hasta ese momento, se había hecho solamente por Dios.7

Aunque nunca se mencionó por su nombre en el Antiguo Testamento, la persona de Jesús se puede sentir en el “espacio negativo” — él es el fin tácito al que apunta todo el Antiguo Testamento. Jesús se puede sentir en el área alrededor y entre cada uno de nosotros. Como en una obra de arte, el espacio negativo nos atrae, nos muestra que hay algo más a medida que atestiguamos el despliegue de la historia en la que el amor de nuestro héroe salvará el día, al final.

David Wilcox continúa,

Es el amor que mezcla el mortero
Y su amor el que apila estas piedras
Y su amor el que hizo el escenario aquí
Aunque parece que estamos solos
En esta escena de sombras
Como si la noche estuviera aquí para quedarse
Hay un reparto de maldad entre nosotros
Pero su amor escribió esta obra.8

En un Principio

Todo empezó en el jardín del Edén. La belleza abundaba. La relación entre Dios y los seres humanos, Adán y Eva, y los seres humanos y la creación comenzó y floreció. Las primeras cepas de la melodía de la vida, como en La Consagración de la Primavera de Stravinsky, eran pacíficas. Pero al igual que el ballet de Stravinsky, la disonancia sobrevino rápidamente.9

La humanidad, al igual que los adolescentes rebeldes listos para escapar de sus padres, desdeñaba las reglas del hogar de Dios. Eligieron creer una mentira en lugar de confiar en la bondad de su padre.

Este aparentemente pequeño acto de desobediencia rompió no sólo la relación entre Dios y los seres humanos, sino también con todas las otras relaciones que existieron o existirán alguna vez. La humanidad cayó bajo una maldición devoradora incurrida por su rechazo hacia Dios.10

Tomó sólo un pecado para traer la maldición. ¿Qué héroe podría romperlo?

Los Héroes del Antiguo Testamento

Muchos hombres y mujeres en la antigüedad prepararon el escenario para el héroe. Entre estos se encontraban Moisés, los jueces, los reyes (incluyendo a David y a Salomón) y muchos otros individuos ahora famosos — como Booz (bisabuelo del rey David) y Esther (la esposa judía del Rey Jerjes de Persia).

Moisés, por el poder de Dios, liberó de la esclavitud a la nación de Israel, les enseñó los caminos de la obediencia e intentó guiarlos hacia el padre.11 Booz actuó como un redentor en su relación con Ruth, a través de un acto de generosidad y amor aparentemente pequeño que ha desempeñado en la más grande historia de un modo enorme.12

Pero una mirada a los registros históricos muestra que estos hombres y mujeres — a pesar de sus grandes logros — eran todo menos perfectos. Moisés hacía rabietas.13 David cometió adulterio y asesinato. Esther, a través del poder de su esposo, decretó la matanza de más de 75,000 personas como un acto de venganza a sus enemigos.14

Ninguno de éstos fue elegido para el papel principal en esta historia. Cada uno de ellos jugó sólo un papel secundario, apuntando hacia delante al Héroe que estaba por venir.

A lo largo de las historias bíblicas sólo un tema es sutilmente tejido — y a veces no tanto. Dios enviaría a un Mesías para salvar a la gente de la maldición del pecado y la muerte. Él restauraría la relación de la humanidad con su creador, redimiendo el mundo y trayendo luz y vida a todos.15

El Último Héroe Anunciado

¿Alguna vez has esperado a alguien que nunca has conocido o inclusive, visto antes? ¿Alguna vez has intentado encontrar una ubicación nueva en alguna zona con la cual no estabas familiarizado?

Quizás tenías ciertas expectativas edificadas en tu mente sobre cómo serían él o ella. Tal vez tomaste un giro equivocado en algún lugar y te perdiste. Independientemente de la situación, es mucho más fácil encontrar a alguien si sabes cómo es; es mucho más fácil llegar a algún lado cuando alguien te muestra el camino.

Existen claves hacia el Mesías entrelazadas a través de los relatos de los héroes imperfectos de la historia de Israel. [Él] Sería de la descendencia de Abraham, Isaac y Jacob;16 de la tribu de Judá;17 y al final de la línea de David,18 “un hombre conforme al corazón [de Dios].”19

Además de ser nombrada la “semilla” (hijo), notamos símbolos de realeza y autoridad en estos pasajes. Mencionan palabras como “unción,” “reino,” “trono” y “cetro.” Repiten la promesa de que este Poderoso Héroe reinará durante toda la eternidad.20

Israel sabía que venía una esperanza, el cumplimiento de todas las promesas de Dios en aquel a quien llaman el Mesías21 (o Cristo,22 en griego). Quién y cómo sería este Mesías seguía siendo un asunto de misterio.23

Así que esperaron.

Llegada Esperada por un Largo Tiempo

Un largo período de silencio se produce entre los escritos del Antiguo Testamento y los del Nuevo Testamento.24 Pero de repente, en el siglo XXI, las cosas cambiaron. Desde el primer capítulo del Evangelio de Mateo, vemos que “Jesús el Mesías” ha entrado en el cuadro.25 Lo que había sido oculto antes, ahora es maravillosamente revelado — y un pueblo sucumbido en el adormecimiento de espera es comprensiblemente sorprendido.

Los autores del Nuevo Testamento nos hablan de las circunstancias que rodearon el nacimiento e infancia de Cristo, haciendo eco de los escritos proféticos del Antiguo Testamento:26 Un bebé nacido de una virgen, en un pesebre, de los padres (Virgen Madre, María y su padre adoptivo, José) del linaje del rey David.27

La primera vez que el nombre de Jesús aparece es en Mateo 1, en el informe de un sueño en el cual un ángel le habla a José. Es alentado a no tener miedo de lo que se está desarrollando en su vida y que le dé al niño el nombre de Jesús:

Un ángel del Señor le dijo: “José, hijo de David, no temas recibir a María por esposa, porque ella ha concebido por obra del Espíritu Santo. Dará a luz un hijo, y le pondrás por nombre Jesús, porque él salvará a su pueblo de sus pecados.” Todo esto sucedió para que se cumpliera lo que el Señor había dicho por medio del profeta: “La virgen concebirá y dará a luz un hijo, y lo llamarán Emanuel” (que significa “Dios con nosotros”).28

Este bebé sería nombrado Jesús. Este bebé sería llamado Emanuel.

¿Qué podría significar esto? ¿Acaso Mateo tuvo la intención de llevar a sus lectores a pensar: Podría este bebé ser el héroe esperado por tanto tiempo, completamente hombre y completamente Dios?

Desde los primeros días de su ministerio, estaba claro que Jesús era extraordinario. Mientras que algunos podrían pensar que era simplemente un profeta o un maestro de buena moral, la Biblia enseña lo contrario.

Tres autores de los evangelios registraron que cuando Jesús fue bautizado, “Una voz del cielo decía: ‘Éste es mi Hijo amado; estoy muy complacido con él.’”29

Juan el Bautista, el precursor de Jesús, libremente admitió que él no era el Cristo30 y humildemente señaló al que vino después de él.31 Jesús hizo lo contrario, reclamándoles los títulos de Hijo del Hombre (el ungido de la línea del rey David) e Hijo de Dios — identificándose a sí mismo como Mesías y Salvador. Los evangelios son unánimes en esto.

Afirmaciones Propias de Jesús

Muchos están de acuerdo que Jesús era un buen hombre e incluso un gran maestro pero dudan acreditarlo con algo más que eso.

El teólogo y autor C.S. Lewis resumió muy bien el tema con esta perspectiva:

Estoy aquí tratando de impedir que alguien diga la cosa más tonta que la gente suele decir acerca de él: “Estoy listo para aceptar a Jesús como un maestro de gran moral, pero no acepto su afirmación de ser Dios.” Eso es lo único que no debemos decir. Un hombre que era simplemente un hombre y dijo el tipo de cosas que dijo Jesús no sería un maestro de gran moral. Tampoco sería un lunático — en el nivel del hombre que dice que es un huevo poché — o sino sería el diablo del infierno. Debes tomar tu decisión. Ya sea que este hombre fue y es el hijo de Dios, o de lo contrario es un loco o algo peor. Lo puedes juzgar de loco, puedes escupirle y matarlo como a un demonio o puedes caer a sus pies y llamarlo Señor y Dios, pero no vengamos con cualquier tontería condescendiente acerca de que fue un gran maestro humano. Él no ha dejado eso abierto para nosotros.32

Entonces, ¿quién dijo Jesús que era? No hay palabras que tengan un efecto más profundo y tan polarizadoras que las palabras de Jesús mismo.

En el transcurso de su vida, Jesús hizo muchas afirmaciones radicales sobre sí mismo. Según consta en el Evangelio de Lucas, él comienza y termina su ministerio público en la tierra mediante la clara enseñanza de que era él a quien señalaron las profecías mesiánicas del Antiguo Testamento.33  Afirmó muchas veces que no estaba bajo su propia autoridad, sino en la de Dios, a quien llamó “Padre” (haciéndole el hijo de Dios).34

Lo más radical de todo era el idioma que eligió, alineándose en la naturaleza con Dios, afirmando ser “uno con el padre,” y reflejando el uso de Dios del personal “Yo soy.”35

No sólo se identificó con Dios a través de estas declaraciones, usó la fraseología36  “Yo soy” para decir cosas increíbles:

  • “Yo soy el pan de vida.”37
  • “Yo soy la luz del mundo.”38
  • “Yo soy la puerta de las ovejas.”39
  • “Yo soy el buen pastor.”40
  • “Yo soy la vid verdadera.”41
  • “Yo soy la resurrección y la vida.”42

Cada una de estas metáforas elegidas de manera única puede resumirse en Juan 14:6: "Yo soy el camino [la verja, la puerta], la verdad [la luz, el pastor] y la vida [el pan, la vid].”

Jesús está diciendo, “Miren, gente: ¡Aquí estoy! ¡He venido a salvar el día! Yo soy el elegido que han estado esperando, el Héroe, el Salvador — ¡todo lo que necesitas!” Esencialmente estaba extendiendo su mano y exclamando — pidiendo prestado el lema de la icónica película El Exterminador (The Terminator) — “¡Ven conmigo si quieres vivir!”43

Para ponerlo en las propias palabras de Jesús, “Yo soy la resurrección y la vida. El que cree en mí vivirá, aunque muera; y todo el que vive y cree en mí no morirá jamás.”44

No Podían Entender

Sin embargo los evangelios dicen que muchos líderes religiosos se opusieron a Jesús. Incluso fue condenado a muerte. ¿Por qué?

Juan 5:18 dice, “Así que los judíos redoblaban sus esfuerzos para matarlo, pues no sólo quebrantaba el sábado sino que incluso llamaba a Dios su propio Padre, con lo que él mismo se hacía igual a Dios.”

Estos líderes no conseguían entender lo que estaban viendo y escuchando. Ellos esperaban que el Mesías fuera un hombre, un héroe terrenal, un rey. Este carpintero humilde (aunque elocuente) — que estaba sanando a la gente en el día de descanso45 y afirmando conocer detalles sobre el reino de los cielos46 — era algo totalmente diferente. Sus ideas preconcebidas no dejaban margen para las palabras y acciones de Jesús.

Tuvo que ser detenido. Tuvo que ser silenciado. Pero como verás si lees los relatos de los discípulos, incluso todo esto era parte del plan del Autor.47

Un Héroe que Muere y Vive Otra Vez

Algunas historias han explorado la idea de un héroe que vuelve a la vida, pero a menudo esas historias de resurrección requieren una mayor suspensión de incredulidad (o un ajuste de comedia hilarante) para que uno pueda aceptar la idea.48 Sin embargo, no hay otra historia de resurrección que haya tenido un impacto en la historia — o que se haya documentado tan minuciosamente49 — como la victoria sobre la muerte del que dijo de sí mismo, “Yo soy la resurrección.”50

Los evangelios del Nuevo Testamento cuentan la historia de Jesús desde cuatro perspectivas, pero todos llegan a un punto culminante en su crucifixión, muerte, sepultura y resurrección. Las historias del Evangelio reconocen lo difícil que era que los originales seguidores de Jesús creyeran en un Jesús resucitado.

Varias mujeres que visitaron la tumba vacía de Jesús tenían tanto miedo que no le decían a nadie lo que habían visto.51 Tomás, uno de los doce apóstoles, admitió que no creería al menos que pudiera tocar a Jesús resucitado.52 Cuando Pedro y Juan — otros dos miembros del círculo interno de seguidores de Jesús — escuchó la noticia de la resurrección de Jesús, corrieron a su tumba. Juan, al parecer, creyó la noticia sin dudarlo, pero Pedro — aunque observó la tumba vacía a primera vista — aún luchaba por creer hasta que vio a Jesús cara a cara.53

Pero es precisamente la resurrección de Jesús lo que los Evangelios y el Nuevo Testamento nos llaman a acoger con fe. Declaran, “¡Jesús está vivo!” Y “Para aquellos que creen en él, Jesús ofrece vida eterna.”

El énfasis y la importancia de la resurrección de Jesús es bien indicado por los primeros cristianos conversos y el apóstol Pablo de Tarso. Pablo concluyó que “si Cristo no ha resucitado, nuestra predicación no sirve para nada.”54 “Pero,” continúa, “Cristo ha sido levantado de entre los muertos, como primicias de los que murieron. De hecho, ya que la muerte vino por medio de un hombre, también por medio de un hombre viene la resurrección de los muertos. Pues así como en Adán todos mueren, también en Cristo todos volverán a vivir.”55

Esta es la buena noticia de Jesucristo. Un hombre trajo la maldición del pecado y la muerte; Jesús, el Dios-hombre la ha quebrado.

Para que puedas tener Vida

La conclusión de Pablo es el consenso de todos los escritores del Nuevo Testamento que atestiguan juntos que el Héroe llegó, murió, fue resucitado (victorioso sobre la muerte), y un día vendrá de nuevo a reclamar su reino. De hecho, su razón para escribir sus experiencias, arriesgando sus vidas y muriendo por su causa es “para que ustedes crean que Jesús es el Cristo, el Hijo de Dios, y para que al creer en su nombre tengan vida.”56

Las afirmaciones hechas por los hombres y mujeres de la Biblia desafían la mente y el corazón. Los detalles incluidos aquí son muchos, pero simplemente son un atisbo de una vasta historia — el misterio de la persona de Jesucristo. Al final, eres tú quien debe ver a través de las pistas, sopesar las pruebas y tener en cuenta: ¿Quién es Jesús?


  1. Sally Lloyd-Jones, “The Story and the Song,” en The Jesus Storybook Bible (Grand Rapids, MI: Zonderkidz, 2007), 17.
  2. La Santa Biblia, Nueva Versión Internacional © 1999, Juan 3:16–17. “Porque tanto amó Dios al mundo, que dio a su Hijo unigénito, para que todo el que cree en él no se pierda, sino que tenga vida eterna. Dios no envió a su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para salvarlo por medio de él.”
  3. David Wilcox, “Show the Way,” Big Horizon, A & M Records, 1994.
  4. La Santa Biblia, Juan 1:1–3. “En el principio ya existía el Verbo, y el Verbo estaba con Dios, y el Verbo era Dios. Él estaba con Dios en el principio. Por medio de él todas las cosas fueron creadas; sin él, nada de lo creado llegó a existir.”
  5. Ibid.Colosenses 1:16–17.
  6. Ibid., Apocalipsis 22:13.
  7. Véase La Santa Biblia, Isaías 41:4; 44:6; y 48:12. También, véase las afirmaciones paralelas de Jesús en Apocalipsis 1:8,17; 2:8; 3:14; y 21:6.
  8. Wilcox, “Show the Way.”
  9. Igor Stravinsky, “La Consagración de la Primavera” (The Rite of Spring), 1913.
  10. Véase La Santa Biblia, Génesis 3:14–24.
  11. Para más información sobre Moisés, que es generalmente aceptado como el autor de los primeros cinco libros del Antiguo Testamento, puedes leer Génesis, Éxodo, Levítico, Números y Deuteronomio.
  12. Véase La Santa Biblia, Ruth 1–4.
  13. Ibid., Éxodo 32:19 y Números 20:11.
  14. Ibid., Esther 9.
  15. Ibid.John 1:4.
  16. Ibid., Génesis 12:3; 17:19; 21:12; 22:18; y Números 24:17.
  17. Ibid., Génesis 49:10 y Miqueas 5:2.
  18. Ibid., 2 Samuel 7:12–13 e Isaías 9:7.
  19. La Santa Biblia, Hechos 13:22.
  20. Véase La Santa Biblia,Salmos 45:6–7 y Daniel 2:44.
  21. “Mesías” significa “el ungido.” Véase Tracey R. Rich, “Mashiach: The Messiah” Judaism 101http://jewfaq.org/mashiach.htm.
  22. Michael S. Houdmann, “What does Christ mean?” GotQuestions, http://www.gotquestions.org/what-does-Christ-mean.html.
  23. Para leer más sobre el misterio del Mesías, véase Glenn Miller “Good question…why should we believe Jesus was the Messiah, if He didn’t fulfill all the prophecies when He was here?” 14 de noviembre de 2000, http://christianthinktank.com/falsechrist.html.
  24. Cuatrocientos años transcurrieron entre la escritura del último de los menores profetas y el primero de los evangelios.
  25. La Santa Biblia, Mateo 1:18.
  26. Para una lista de cuarenta y cuatro profecías del Antiguo Testamento acerca del Mesías cumplidas en Jesucristo y la referencia del Nuevo Testamento donde estas profecías se cumplieron, por favor véase Mary Fairchild, “Prophecies Jesus Fulfilled: 44 Prophecies of the Messiah Fulfilled in Jesus Christ,” About Christianity, http://christianity.about.com/od/biblefactsandlists/a/Prophecies-Jesus.htm.
  27. Véase las genealogías de Cristo encontradas en Mateo 1 y Lucas 3.
  28. La Santa BibliaMateo 1:20–23.
  29. Ibid., Mateo 3:17; Marcos 1:11; y Lucas 3:22. Marcos y Lucas representan la voz como dirigiéndose a Jesús mismo: “‘ Éste es mi Hijo amado; estoy muy complacido con él.’”
  30. Véase La Santa Biblia, Juan 1:20 y 3:28.
  31. Ibid., Juan 3:25–36.
  32. C. S. Lewis, Mere Christianity: A Revised and Amplified Edition (Nueva York: HarperCollins, 2001), 52.
  33. Véase La Santa Biblia, Lucas 4:16–21, en la cual Jesús lee las escrituras de Isaías antes de afirmar, “Hoy se cumple esta Escritura en presencia de ustedes.”
    Ibid.,Lucas 24:27: “Entonces, comenzando por Moisés y por todos los profetas, les explicó lo que se refería a él en todas las Escrituras.”
  34. Ibid., Juan 2:16; 3:16–18; 5:17; y 5:19–47.
  35. Ibid., Éxodo 3:14.
    Véase también John Piper, “I Am Who I Am,” 16 de septiembre de 1984. Desiring Godhttp://www.desiringgod.org/sermons/i-am-who-i-am.
    Véase también Cory Baugher, “The Meaning of Yahweh,” Knowing the Bible, 12 de enero de 2007, http://www.knowingthebible.net/the-meaning-of-yahweh.
  36. Henry Morris, PhD, “The ‘I Am’s’ of Christ,” Institute for Creation Research, Abril 2003, http://www.icr.org/article/i-ams-christ/.
  37. La Santa BibliaJuan 6:35.
  38. Ibid., Juan 8:12.
  39. Ibid., Juan 10:7.
  40. Ibid., Juan 10:11.
  41. Ibid., Juan 15:1.
  42. Ibid., Juan 11:25.
  43. “El Exterminador” (The Terminator), dirigida por James Cameron (1984; Los Angeles: Orion Pictures).
  44. La Santa BibliaJuan 11:25–26.
  45. Véase La Santa Biblia, Marcos 3:1–6.
  46. Ver las parábolas dichas a través del libro de Mateo.
  47. Véase La Santa Biblia, Mateo 16:21; 20:17–19; 26:1–2; Marcos 8:31; 10:32–34; Lucas 9:22–24; 18:31–34; y Juan 2:19.
  48. Por ejemplo, Gandalf en The Lord of the Rings: The Two Towers; Harry Potter en Harry Potter and the Deathly Hallows; Westley en The Princess Bride; Neo en The Matrix.
  49. Josh McDowell, “Evidence for the Resurrection,” Josh McDowell Ministry, 1992, disponible en http://www.bible.ca/d-resurrection-evidence-Josh-McDowell.htm.
  50. La Santa BibliaJuan 11:25.
  51. Ibid., Marcos 16:8.
  52. Ibid., Juan 20:24–28.
  53. Ibid., Juan 20:1–9.
  54. Ibid., 1 Corintios 15:14.
  55. Ibid., 1 Corintios 15:20–22.
  56. Ibid., Juan 20:31.
  57. Crédito de Foto: Jayme Burrows / Stocksy.com.
  • Copia este Artículo (HTML)

    Copia el siguiente código y pégalo dentro de tu página web para que puedas mostrar este artículo en tu sitio.

    AVISO: No puedes retirar la información de metadata o copyright y tampoco modificar el contenido. No se autoriza u otorga licencia para usar este material sin la atribución apropiada.
Relacionados
Comentario
  • Artículos Relacionados
  • comments powered by Disqus

Registrarse



¿Ya tienes una cuenta?
o