¿Qué es Espiritualidad?

¿Qué es Espiritualidad?

¿Qué es Espiritualidad?

¿De dónde proviene nuestra idea moderna de espiritualidad? ¿Qué es la espiritualidad hoy en día?

Nuestras escuelas dominicales, iglesias y sociedades indigentes son yugos para el cuello.Ralph Waldo Emerson1

Haz una búsqueda rápida en Internet de la palabra “espiritualidad.” Adelante, hazlo. Puedo esperar.

Probablemente obtendrás alrededor de 47,000,000 resultados en menos de medio segundo.2 Asombroso, ¿verdad? Aunque puede parecer excesivo, esto captura perfectamente el número de respuestas diferentes que podrías obtener si al azar, preguntas a la gente en la calle qué es lo que piensan que es la espiritualidad. Entonces resultaría muy difícil hablar de este tema con otros porque es muy individualizado.

En un esfuerzo por  eliminar algunos de estos problemas de comunicación, echemos un vistazo a la evolución de la “espiritualidad” y lo que generalmente da forma al término hoy en día. No obstante, cabe señalar que debido a que tiene un significado e interpretación tan amplia, este artículo sólo toca la superficie de la espiritualidad.

Espiritualidad Básica

Dicho simplemente, la espiritualidad es “la calidad o estado de estar interesado con la religión o temas religiosos.”3 Una definición bastante vaga, lo cual no es de sorprendernos dado los resultados de la búsqueda que hicimos anteriormente.

La raíz de la palabra “espiritualidad” proviene del verbo latino spiro, que significa “respirar, exhalar,”4 y el sustantivo latín spiritus, que significa “respirar, respirando, aire, alma, vida.”5 Por el latín podemos ver que los romanos creían en una conexión entre nuestras almas y nuestra respiración. Pero no fue sino hasta después de que el cristianismo se convirtiera en la religión romana generalizada que de hecho se desarrolló una palabra—spiritalitas—para la propia espiritualidad.

Mientras que spiro y spiritus podrían referirse al acto mundano de respirar o al reino metafísico del alma, spiritalitas estaba reservado exclusivamente para su uso en asuntos eclesiásticos.6 La mayoría de los usos de spiritalitas pueden ser encontrados en tratados sobre Dios y el cristianismo, no en otras religiones que la iglesia Medieval encontró. No fue sino hasta el desarrollo de la palabra inglesa “espiritualidad” y el surgimiento del Trascendentalismo que la palabra comenzó a transformarse y a asumir nuevos significados.

Trascendentalismo

La idea moderna de espiritualidad brotó de las tendencias individualistas del trascendentalismo. El trascendentalismo, que destaca enormemente el poder de la esencia interna o mental del individuo, surgió en respuesta de figuras como Ralph Waldo Emerson y Henry David Thoreau a las tradiciones de la Nueva Inglaterra calvinista que predicó la predestinación y la doctrina de la Trinidad. Emerson y Thoreau no creían en la predestinación o en la Trinidad; se suscribieron al Unitarismo.7  El Unitarismo afirma que mientras Jesucristo era el hijo de Dios y un hombre, no era en sí mismo un aspecto de Dios como es creído por los Trinitarios.

Los Trascendentalistas se dieron a conocer por su rechazo a lo que ellos consideraban que era la conformidad de las congregaciones de la iglesia. Ellos en cambio abogaban por una vida vivida en aislamiento, tiempo durante el cual Dios podría ser experimentado. Estas experiencias que los Trascendentalistas sostenían, eran las únicas maneras en las que una persona podría llegar a conocer a Dios. Emerson llegó tan lejos que defendía que Jesús, como hombre, celebraba la grandeza del hombre y dio al mismo una vía a través de la cual pudiera compartir en la divinidad de Dios y emprender una semejanza a Dios.8

El trascendentalismo allanó el camino para algunos de los aspectos fundamentales de la espiritualidad moderna. La naturaleza individualista del Trascendentalismo condujo a muchas personas a finales del siglo XIX y principios del siglo XX a cuestionar las religiones organizadas y sus definiciones acerca de lo que es sagrado y santo. Como resultado, los Trascendentalistas se alejaron de la adoración ritualizada y comenzaron a buscar formas en las que el individuo pudiera conectarse con el más allá.9

Oración y Meditación

La idea de tener una relación personal con tu creador o alguna fuerza divina condujo a una fuerte creencia en prácticas regulares contemplativas fuera de cultos tradicionales. Esto se manifestó en cosas como oraciones personales muy profundas y meditación.10

Cabe señalar que la meditación (otra palabra que, como la espiritualidad, es difícil definir) y la oración fueron a la vez palabras intercambiables. Sin embargo, lentamente, la oración creció más asociada con la religión organizada mientras que la meditación se convirtió más en de un principio de la Nueva Era (New Age) debido a que llegó a ser cada vez más popular como un medio secular para promover la salud mental y reducir el estrés. No obstante, sus objetivos eran similares: para descubrir un significado más profundo en la vida cotidiana y conectarse con lo divino.

Todas las Religiones son Verdad

El segundo efecto de individualizar la adoración y la meditación era la perpetuación de la creencia de que todas las cosas están conectadas.11Mientras que en un principio esta interconexión fue utilizada principalmente en los movimientos ambientales para promover el manejo responsable de recursos, se hizo más extenso con autores como Fritjof Capra en su libro “El Tao de la Física” (The Tao of Physics), que trató de ilustrar cómo el misticismo de las religiones orientales es compatible con el estudio de la física en el oeste.12

Con la idea de que todas las cosas están conectadas, incluso a un nivel subatómico, vino el tercer aspecto de la espiritualidad moderna: la idea de que todas las religiones tienen algo de verdad en ellas. Es decir, todas las religiones tienen elementos que son similares e intercambiables.13Así que, de acuerdo con la idea moderna de la espiritualidad, la fe individual de una persona puede consistir en creer en las prácticas de meditación de Cristo y del budismo.

El Individuo sobre la Institución

El elemento final en la espiritualidad moderna es la aceptación del individuo por el rechazo de la institución.14  En América, esto se aplica principalmente a la iglesia cristiana, pero alrededor del mundo se aplica a todas las religiones organizadas.

El rechazo de la religión institucionalizada se origina de la publicidad negativa que lamentablemente a menudo está tan profundamente conectada con ella. Debido a las tragedias que a veces pueden resultar de la religión—desde los innumerables actos de violencia por parte de los fanáticos, los atentados terroristas y hasta los casos de abuso infantil—cada vez más gente quiere distanciarse de las religiones organizadas, prefiriendo hacer su propio camino a través del entorno espiritual.15

Tal vez has escuchado a alguien decir algo como, “Yo soy espiritual, pero no religioso.” Tal vez tú mismo lo has dicho. Esencialmente, esto es lo que la gente quiere decir. Aunque tengan algún interés en la metafísica, prefieren encontrar su propio significado en la vida acerca del tomar el camino preparado de la religión. De hecho, algunos llegan lejos como para decir que el mundo sería un lugar mejor sin religiones.

¿El Final del Viaje?

Así que ahora ya tienes un conocimiento total y completo de lo que es la “espiritualidad,” ¿cierto? ¡Pues la verdad es que no! La espiritualidad es como un agujero negro que está siempre en expansión; sigue absorbiendo diferentes definiciones. Pero mientras tenemos un concepto general de lo que puede significar la espiritualidad—y aceptar su naturaleza polifacética—podemos seguir teniendo conversaciones que valgan la pena entre las personas de todas las diferentes creencias, al mismo tiempo que nos esforzamos al entendimiento y la armonía.