Comunicándonos con Dios

¿Dios nos Habla?

¿Dios nos habla? James Choung reflexiona acerca de escuchar a Dios.

Preguntas para Discusión y Reflexión Personal

  1. ¿Alguna vez has conocido a alguien que afirma haber "escuchado una voz" y la haya atribuído a Dios? ¿Qué piensas de su afirmación?
  2. ¿De qué maneras crees que Dios podría estar tratando de atraer tu atención?

La Curiosidad Colectiva
Fui a la universidad, Crecí en un hogar cristiano, y mis padres, ¡eran grandiosos! Eran maravillosos. Eran fieles. No me dieron razones para pensar que eran hipócritas. así que, no tengo esa excusa. Pero fui a la universidad, y tú sabes, era mi primera vez lejos de casa y para no hacer el cuento largo, terminé uniéndome a una fraternidad y fue muy divertido. Francamente, era muy divertido y, hacíamos de todo. Ya sabes, viernes por la noche íbamos de fiesta, tragábamos peces vivos; hacíamos ese tipo de cosas. ¿Dios nos habla? Aunque aún traba de buscar maneras para ir a la iglesia, mi vida, de muchas maneras no reflejaba algún sentido de Dios en mi vida. Después de tres meses, estaba en mis vacaciones de invierno, fui a casa, mi padre me invitó a ir a un retiro de la iglesia, y... y fui. Y mi papá tuvo que convencerme de ir, ya sabes. Me dijo, "Todos tus amigos van a estar ahí." Y pensé, "está bien. Talvez vaya." Y terminé yendo y, ¡fue terrible! El orador era muy malo, ¿sabes? Él — espero que no está viendo esto — era realmente malo. Él... habló de la muerte por una hora y media; con cada plática yo me aburría demasiado. No había nada intelectualmente o que me alimentara o que tuviera algún sentido de verdad en ello. Yo sólo estaba allí pasando el rato con mis amigos, pero, en la última noche, cuando todo el grupo iba a entrar en un momento de oración, y el Pastor iba rondando para orar con cada persona y, yo hacía mi mejor esfuerzo para evitarlo. Entonces él iba a una esquina y yo me escapaba a otra esquina. Y luego él venía a esa esquina, y yo me escabullía a otra esquina. Yo hacía todo mi esfuerzo para evitar cualquier tipo de oración. Así que, terminé quedándome solo en medio de un salón. Y... por alguna razón el Pastor me dejó solo. Y fue en ese lugar que juro que escuché algo como un voz. Y no era audible, no era algo como... algo que todo el mundo pudiera oír. Pero definitivamente era algo interno, y sin duda, se sentía como que era algo que venía de mí. Y escuché las palabras, Has estado lejos de mí. Y no puedo explicarlo. Sólo tenía una manera de llegar directo al corazón. Tenía una manera de despertarme a una realidad que no estaba viendo. cada día. Y, ese fue el inicio de: Bien, ya tienes mi atención… ¿qué hacemos ahora? Y ya sabes, no puedo decir que mi vida fue perfecta después de ese momento. No ha sido perfecta por los últimos años que han transcurridos desde entonces. Pero aún así, yo luchaba con algunas cosas, y dentro de un período de 6 meses, empezaba a... encontrarme... aprendiendo más acerca de Jesús; aprendiendo más sobre cómo se supone que Dios debe obrar en mi vida. En algún momento, por lo general es por algún tipo de experiencia que nos ayuda... a realmente decir, "Está bien, pensé que tenía sentido en mi cabeza, pero ahora en realidad voy a dejar que mi vida refleje esta nueva creencia." Creo que fue un viejo comediante de tiempo atrás que dijo que, cuando nosotros hablamos con Dios, eso es considerado oración pero cuando Dios nos habla, eso es considerado locura, ya sabes. Y, me siento un poco... raro al hablar de ello, pero al mismo tiempo, es ese tipo de experiencias donde el cielo se cruza con la tierra. Donde algo más sobrenatural irrumpe en lo natural. Que nos da una pista de que Dios debe andar rondando. Pero yo creo que... que hay un mundo allí afuera que no vemos. Y sí creo que Dios está constantemente tratando de llamar nuestra atención. Él sólo tiende a hablar más en susurros y misterios. No nos abruma, para que... nosotros podamos encontrarlo y posiblemente enamorarnos.