¿Cómo podemos escuchar a Dios?

¿Cómo podemos escuchar a Dios?

Amena Brown en cómo podemos escuchar el ritmo de Dios.

Preguntas para Discusión y Reflexión Personal

  1. ¿Por qué a veces pensamos que Dios debe obrar dentro de ciertos parámetros y no puede revelarse a sí mismo de maneras impredecibles?
  2. ¿Alguna vez has experimentado a Dios de una manera inusual o inesperada?

Ritmo de Dios. Siento que... Aún estoy descubriendo mucho de eso. Creo que una cosa que estoy aprendiendo es que... no puedo encerrar la manera en la que Dios se comunica, o cómo Dios elige revelarse a nosotros. He estado en un club, escuchando a un "DJ" tocar, y eso me enseñó mucho sobre el ritmo de Dios. El ritmo de Dios es mezcla y masterización y tocando diferentes ritmos que no creías que iban juntos. El ritmo de Dios se parece mucho a la labor de un DJ y el ritmo de Dios es muy parecido a bailar y aprender ese equilibrio entre entregarte a la persona con la que estás bailando y también aprender a hacer tu propia danza y ser capaces de hacer las cosas e ir con las cosas sobre la marcha. Siento que lo más importante que estoy aprendiendo sobre el ritmo de Dios es que siempre necesito estar lista para que ese ritmo cambie. Y que el ritmo de Dios conmigo no es siempre el mismo ritmo que yo creo que conozco. Que una parte de Dios es su capacidad para sorprendernos y su capacidad para superar lo que nuestro cerebro puede imaginar. Me gusta eso la mayoría del tiempo, que el ritmo de Dios es impredecible. A veces no me gusta porque yo quiero que sea predecible y quiero que él haga las cosas que yo creo que funcionan bien, pero una parte para mí de tener esta vida de fe, este camino de caminar con Jesús, es esa confianza; que él sabe lo que es mejor, y que si su ritmo cambia en mí, es por mi bien y que yo debo confiar en eso en lugar de luchar contra eso. Aprender a bailar con él, aprender a divertirme con él, aprender a hacer lo mejor que pueda con él.