La Búsqueda del Propósito

La Búsqueda del Propósito

¿Acaso la búsqueda de éxtasis y satisfacción es realmente una búsqueda de algo más grande en la vida? Alan Hirsch comenta sobre la búsqueda de propósito.

Preguntas para Discusión y Reflexión Personal

  1. ¿Cómo es posible que la búsqueda de éxtasis sea simplemente una búsqueda de algo más grande que la vida?
  2. Alan dice que todos tenemos un anhelo de Dios. ¿Cómo describirías ese anhelo dentro de ti mismo — ya sea para creer en Dios o para no creer?

Creo que fue GK Chesterton quien dijo esto; dijo que cada persona llamando a la puerta de un burdel está buscando a Dios.
La Curiosidad Colectiva
Y realmente está en lo correcto. Al final, todo el éxtasis —incluso la búsqueda de fármacos que sin duda fue una parte de mi vida— yo consumí muchas drogas, incluso en eso, en la búsqueda del éxtasis, es en realidad una búsqueda para encontrar algo más grande que la vida. Los seres humanos no sólo somos seres pensantes, no sólo somos criaturas que sienten, tenemos una gran necesidad y el deseo de que algo nos impulsa a encontrar la plenitud. Y una de las cosas de la espiritualidad es que es un gran anhelo robusto, y creo que en última instancia, ese anhelo sólo puede encontrarse en Dios. Por lo tanto, para mí, creo que Dios me ha dado una maravillosa apertura a realmente operar dentro de lo que creo que fui llamado a hacer. Entonces, estoy disfrutando el envejecimiento en algunos aspectos; no estoy contento con lo que le está sucediendo al cuerpo, siempre hay algo mal ahora. Me asusta... lo que va a pasar en 10 años más, pero el otro lado es que lo que está pasando en el interior, me encanta. Es interesante al hacerte viejo, en realidad te conviertes más en tu propia persona eres dueño de tu propia piel. Los 53 años han sido buenos y los cuarenta fueron algo buenos, también. A los treinta años, estaba tratando de entenderlo. Los veinte años, es algo complejo, y tienes que resolverlo. Es como un rompecabezas gigante que se ha puesto sobre la mesa y debes armarlo y creo que una buena década de los veintes debe incluir cosas por resolver. Creo que con la idea del rompecabezas es que a finales de tus años veinte, debes tener las piezas separadas por diferentes colores y ya puedes comenzar a ordenarlos. Y a finales de tus veinte años, ya tienes los bordes armados. En los años treinta, ya empiezas a armar el rompecabezas. Parece estar armado cuando estás en los cuarenta, y el rompecabezas tiene mucho más sentido más tarde en la vida. Entonces, vive bien, y sigue explorando el rompecabezas porque tiene más sentido a medida que creces. E incluso si no lo hace intelectualmente, existencialmente siempre hace sentido en nuestras almas. La vida tiene mucho más sentido ahora a los cincuenta años de lo que tenía a los veinte. En última instancia, hay un componente espiritual en esto, porque creo que encontramos nuestro destino, nuestro verdadero propósito en quien Dios es y lo que tiene para nuestra vidas.