La Vida Eterna

La Vida Eterna

Una mirada histórica a lo que sucede cuando morimos

Preguntas para Discusión y Reflexión Personal

  1. ¿Qué versiones de la vida después de la muerte tienen más sentido para ti?
  2. ¿Estás de acuerdo que la búsqueda de una vida después de la muerte está incrustada en el corazón de cada persona? De ser así, ¿por qué cree que es esto?

La Vida después de la Muerte
Justo después de que se detiene el corazón, la falta de oxígeno en la sangre apaga el cerebro y las células del cuerpo humano comienzan a cambiar. La sangre deja de circular, y dentro de 20 a 40 segundos de la muerte clínica, toda la actividad cerebral medible se detiene. Pero eso sólo describe la puerta cerrada oscilante. Lo que viene a continuación es talvez el misterio de la vida más perdurable. Los griegos creen que la eternidad es un lugar de neutralidad que no tiene dolor o felicidad; es sólo un espacio vacío al cual las almas viajan después de haber expirado sus cuerpos físicos. Los mesopotámicos antiguos creían que la otra vida para todos era un submundo oscuro, sin esperanza donde los muertos comerían tierra y arcilla. Muy lejos de las visiones de arpas y alas. Los antiguos egipcios veían la eternidad como un lugar en el cual las malas personas eran engullidas por una criatura parecida a un cocodrilo, llamada "el devorador de almas". Y la buena gente era llevada a campos felices. Los faraones construían para sí mismos lujosas casas llenas de tesoros para darse comodidad a sí mismos en la siguiente vida. Aunque, por lo que podemos decir, se han quedado aquí, con nosotros. El pintor del siglo XV, Hieronymus Bosch representó el reino celestial como un jardín parecido a los del Dr. Seuss donde unicornios y dragones bebían juntos. La obsesión con la vida después de la muerte continúa hasta ahora, incluso en la era del Facebook y las iPads. Y nuestras ideas de lo que sucede después de que morimos, no son menos variadas. Los Wiccanos contemporáneos creen que un extranjero de Venus vela por el cielo mientras flota cinco millas sobre el desierto de Gobi. Los existencialista creen que nada sucede después de la muerte; que la puerta se cierra y nosotros simplemente dejamos de existimos. creando lo que se conoce como el dilema existencial Los cristianos consideran el cielo como una utopía perfecta donde aquellos que creen que Jesús murió por sus pecados vivirán para siempre con Dios. Mientras que el infierno es la separación eterna de Dios y todo lo que es bueno. La búsqueda por una vida eterna parece estar profundamente incrustada dentro del corazón humano trascendiendo todas las civilizaciones, generaciones y geografía. Talvez este anhelo inconsolable es en sí mismo evidencia del cielo como el verdadero hogar de la humanidad.