¿Cómo es Jesús Diferente?

¿Cómo es Jesús diferente?

¿Cómo es Jesús Diferente?

Jesús se distingue de otros líderes religiosos prominentes en algunas maneras únicas.

¿Es bueno ser diferente? Depende. De cualquier manera, ser diferente ciertamente distingue.

Una suposición popular es que todas las religiones son más o menos lo mismo: varios caminos hacia el mismo destino. Según esta lógica, entonces los líderes religiosos deben ser esencialmente idénticos. Pero, ¿lo son?

Por supuesto, hay similitudes entre los fundadores y líderes de las principales religiones del mundo. Mahoma (Islamismo), Buda (Budismo), Joseph Smith (Mormonismo), y otras figuras religiosas históricas afirmaron, como Jesús, profetizar y ofrecer una perspectiva sobre la visión humana.

Sin embargo los cristianos creen que Jesús se distingue de otros líderes religiosos prominentes debido a numerosas peculiaridades sobre su vida, sus enseñanzas, su muerte y su resurrección.

Vivir una Vida Diferente

La Biblia afirma que Jesús es el único hombre que ha vivido una vida perfecta, sin pecado. Sin importar si crees que lo que la Biblia dice es verdad, no se puede negar que en los escritos compuestos acerca de ellos, ningún otro líder religioso hace una afirmación como esa o le acredita una vida como esa.

Consideremos las acciones cuestionables de algunos importantes líderes religiosos, aunque en general eran considerados como buenas personas:

  • Moisés, una de las principales figuras de liderazgo en el judaísmo, asesinó a un egipcio.2
  • Mahoma, el fundador del Islamismo, se dice que asesinó a varios que no estuvieron de acuerdo con él.3
  • Krishna, de la fe Hindú, se dice que asesinó a su tío.4
  • Siddhartha Gautama, el fundador del Budismo, abandonó a su esposa e hijo para alcanzar la “iluminación”.5

Pero incluso en la Biblia, el asesinato6 y el abandono7 a veces son condonados o incluso alentados. ¿Entonces cómo puede ser Jesús diferente de los anteriores si las enseñanzas acerca de él parecen incluir aprobación de este tipo de conducta?

Bueno, independiente de los motivos para acciones como esta, todos los líderes religiosos han dicho que es mejor evitar esta conducta. Pero en realidad sólo Jesús lo hizo.

Él es el único que puede profesar la perfección. Incluso sus seguidores respaldaron sus afirmaciones a través de sus testimonios. Pedro dijo que Jesús “no cometió pecado”8 e igualmente Juan declaró que “en él [Jesús] no hay pecado”.9

La capacidad de Jesús no solo para promover la vida sin falta sino para vivir la perfección distingue su vida de entre todas las otras personas.

Un Mensaje Diferente

Entonces tenemos la enseñanza única de Jesús. Mientras otros líderes religiosos señalan a alguna otra persona o entidad para inspiración, Jesús se señala a sí mismo y afirma ser Dios en cuerpo humano.10 

Mahoma confesó ser solo un hombre y dirigió al pueblo a Alá.11 Buda nunca afirmó tener la capacidad de salvar a la gente por sí mismo, sino que les mostró el Noble Camino Óctuple que salva.12

Pero Jesús declaró: “Yo soy el camino, la verdad y la vida”.13 No profesó mostrar a la gente solo el camino hacia la salvación, sino afirmó que él mismo es la salvación.

Jesús hizo muchas otras afirmaciones únicas: Declaró no pertenecer a este mundo sino al cielo.14 Declaró existir desde antes de Abraham, un hombre que vivió más de 1.800 años antes que Jesús.15 Declaró ser “uno” con Dios, lo que fue reconocido por los judíos como una declaración de divinidad.16 

Ningún otro líder religioso a la fecha ha hecho esas declaraciones tan osadas, radicales y—según dirían algunos—locas acerca de sí mismos.

¿Vida Después de la Muerte?

Y no hay duda de que el factor más importante—y extraño—que distingue a Jesús de todos los otros líderes religiosos es su supuesta resurrección. Tanto Buda como Mahoma se enfermaron y murieron. Joseph Smith, el fundador del mormonismo, fue asesinado de un balazo.

Todos los otros líderes religiosos en la historia han muerto, y siguen muertos. Nadie afirma lo contrario acerca de esos líderes, ni siquiera sus seguidores.

Sin embargo, cuando se trata de Jesús, el mensaje es distinto. Los seguidores de Jesús a través de los siglos han afirmado que después de su crucifixión, Jesús derrotó a la muerte y fue vuelto a la vida nuevamente.

El filósofo y teólogo William Lane Craig ofrece cuatro líneas de evidencia que señalan lo verdadero de la historia de la resurrección:

  1. La sepultación de Jesús
  2. El sepulcro vacío
  3. El hecho de que múltiples personas, a menudo en grupos, afirmaron que Jesús se les apareció después de su muerte
  4. El origen de la creencia de los seguidores en su resurrección17

Si bien otras teorías podrían explicar cada uno de estos hechos de manera individual, Craig sostiene que la mejor -en realidad, la única- explicación para estos tres es que Dios en efecto hizo resucitar a Jesús de entre los muertos.18 La resurrección es la idea centra sobre la que se sustenta el cristianismo.19 Es decir, si es verdad que Jesús derrotó a la muerte para tener vida eterna, entonces se deduce que todo lo demás que Jesús dijo sobre sí mismo también debe ser verdad.

¿Loco o Diferente?

Sholem Asch, un escritor judío de la primera mitad del siglo XX que en realidad promovía el cristianismo, escribió: "Para mí, Jesucristo es la personalidad más destacada de todos los tiempos, de toda la historia (...) Todo lo que alguna vez haya dicho o hecho tiene valor para nosotros hoy en día, y eso es algo que no se puede decir de otro hombre, muerto o vivo. No hay un terreno cómodo donde pararse. O aceptas a Jesús o lo rechazas”.20

Quienes investigan su vida, su mensaje y su supuesta resurrección concuerdan que al final Jesús es distinto de otros líderes religiosos. Sus declaraciones extraordinarias y supuesta vida después de la muerte limitan nuestra capacidad para situarlo en la simple categoría de “buen maestro de moral” de la mayoría de los líderes religiosos.

No hay mucho margen para argumentar que Jesús no se distinguió como un tipo de líder distinto. Determinar si se trata de una falsa ilusión, un engaño, un mal entendido o Dios encarnado, es algo que cada persona debe decidir.

  1. Michelle Tauber y Elizabeth Leonard, “Charlie Sheen: Apocalypse Now,” People, 14 de marzo de 2011, http://www.people.com/people/archive/article/0,,20473059,00.html.
  2. La Santa Biblia, Nueva Versión Internacional © 2011, Éxodo 2:12.
  3. Ibn Ishaq, The Life of Muhammad (Nueva York: OxfordUniversity Press, 2002), 464.
  4. Edwin H. Bryant, Krishna: A Sourcebook (Nueva York: OxfordUniversity Press, 2007), 290.
  5. Walpola Rahula, What the Buddha Taught (Nueva York: Grove Press, 1974), xv.
  6. La Santa Biblia, Éxodo 32:25–29.
  7. Ibid., Génesis 21:8–14, Lucas 9:5.
  8. Ibid., 1 Pedro 2:22.
  9. Ibid., 1 Juan 3:5.
  10. Ibid., Juan 10:30.
  11. The Qur’an, Surah 18:110.
  12. Rahula, 1.
  13. La Santa Biblia, Juan 14:6.
  14. Ibid., Juan 8:23.
  15. Ibid., Juan 8:58.
  16. Ibid., Juan 10:33.
  17. William Lane Craig y Bart D. Ehrman, “Is There Historical Evidence for the Resurrection of Jesus?” 28 de marzo de 2006, transcripción del debate, College of the Holy Cross (Worchester, MA), https://www.reasonablefaith.org/media/debates/is-there-historical-evidence-for-the-resurrection-of-jesus-the-craig-ehrman/.
  18. William Lane Craig, On Guard (Colorado Springs, CO: David C. Cook, 2010), 219–220.
  19. La Santa Biblia, 1 Corintios 15:14–19, 32.
  20. Frank S. Mead, “An Interview with Sholem Asch” Christian Herald, enero de 1944, citado en Ben Siegel, The Controversial Sholem Asch: An Introduction to His Fiction (Bowling Green, OH: Bowling Green University Popular Press, 1976), 148.
  21. Crédito de Foto: Blai Baules / Stocksy.com.