¿Cómo podemos conocer a Dios?

¿Cómo podemos conocer a Dios?

Amena Brown explica cómo podemos conocer a Dios personalmente.

Preguntas para Discusión y Reflexión Personal

  1. Amena dice que Dios es más real que las cosas que podemos ver o tocar. ¿Estás de acuerdo o en desacuerdo y por qué?
  2. ¿Estás de acuerdo que cada uno de nosotros tiene un alma o un espíritu? ¿Qué significa esto para ti?

Creemos en las cosas que podemos tocar y ver. Podemos poner nuestros pies en el suelo. Podemos sentir el agua en nuestras manos. Creemos en esas cosas, pero Dios es aún más real que las cosas que podemos ver y tocar.
La Curiosidad Colectiva
Suena un poco alocado decir que puedes conocer a Dios personalmente, especialmente cuando pensamos en nuestras relaciones humanas. Que conocemos a nuestros padres; que conocemos a nuestro cónyuge o a la persona con la que estamos saliendo; que conocemos a nuestros hijos, o que conocemos a nuestro mejor amigo. Es difícil pensar que podríamos conocer a Dios de esa manera cuando no podemos ver a Dios, no podemos abrazar a Dios, no podemos hacer las cosas que estamos acostumbrados a hacer en nuestras relaciones humanas, pero hay otro lado de nosotros como seres humanos. Nosotros somos en nuestros cuerpos y tenemos una mente, pero también tenemos almas y tenemos un espíritu interior, y esa es una parte de nosotros que a veces en nuestra vida cotidiana, no aprovechamos. No nos conectamos con ella. Yo fui hija única durante 10 años hasta que mi hermana nació, así que cuando eres hija única no tienes otros hermanos, y utilizas tu imaginación y juegas. Yo tenía mis animales de peluche y mis muñecas; tuve todas esas cosas. Y creo que a veces en nuestras vidas cuando no tenemos ciertas cosas, de una manera nos da la oportunidad de ampliar nuestras mentes de alguna manera. Y entonces, siento como que he tenido ocasiones en la vida que han sido solitarias, que me dan la oportunidad para también llegar a conocer a Dios y que no estoy sola. Y una cosa que yo le diría a un amigo que me preguntó recientemente: ¿Cómo oras? Y cuando oras, ¿cómo sabes que Dios te está escuchando? ¿Cómo sabes que Dios te está oyendo? Y todo lo que puedo decir es, ¡Sólo inténtalo! Sé que puede sentirse extraño; estás en tu apartamento o en tu casa o lo que sea, se puede sentir extraño. Dices, ¿Qué estás diciendo? ¿Me estás diciendo que abra la boca y hable en voz alta con alguien que no puedo ver? Y yo estoy diciendo, Sí, quiero que lo intentes. Creo que una gran manera de comenzar con nuestra fe y nuestra confianza es sólo probando algo pequeño, y a veces esa cosa pequeñita es talvez tener ese momento en el que dices ¡Está bien! Como sea que hable con Dios, voy a tratar eso hoy. O, "Cualquier manera que creo que puedo escribir algo a Dios, voy a intentar eso." O, "Voy a abrir esta Biblia. He escuchado mucho sobre ella. Voy a abrirla y voy a intentar leer sólo un poco para mí." Yo creo que ese es un buen punto para comenzar. Solo inténtalo. Pídele a Dios que te muestre quien es Él.