Pornografía, Amor y Jesús

Pornografía, Amor y Jesús

A menudo los grupos de los que la sociedad rehuye son los que realmente necesitan más amor. Mike Foster habla de su ministerio en la industria de la pornografía y cómo le enseñó la gracia.

Preguntas para Discusión y Reflexión Personal

  1. ¿Cómo podríamos aprender acerca de la gracia buscando a quienes huye de la sociedad?
  2. ¿Estás de acuerdo en que Jesús estaría irrumpiendo en esos lugares que nosotros vemos como "prohibidos"?

Me sumergí un poco a las partes más oscuras de nuestra cultura y en la industria del sexo y de la pornografía y he tratado de llevar luz a un lugar oscuro. Supongo que en cierto sentido, llegué a ser un pastor para la industria de la pornografía y era increíble. Fue una experiencia increíble. Ahí es donde aprendí de la gracia. Sólo significaba ir, y estar presente con la gente en los shows de pornografía y entregarles una Biblia y decirles que Jesús los ama y que pueden creer que eso no es cierto, pero es verdad. Pero no fue hasta sino que llegué al al suelo con miles y miles de estrellas porno y productores porno y compradores y consumidores de porno fanáticos y todo eso, que en realidad me di cuenta de lo que se trataba la gracia. Aprendí que la gente en los lugares más oscuros, como un espectáculo porno son iguales a mí y a la gente con la que asisto a la iglesia, y todos estamos en busca de lo mismo, sólo nos encontramos en diferentes lugares. Probablemente no nos gusta tener esta imagen de Jesús, pero yo creo que Jesús estaría en todos los lugares a los que creemos que no debemos ir, como un espectáculo porno o un bar o lo que sea. Cualquier lugar que parezca estar fuera de los límites, creo que esos son los lugares a los que Jesús se apresuraría a ir si estuviera caminando en la Tierra hoy. Y tan sólo como un pequeño embajador, una pequeña abeja obrera para Jesús, simplemente me encanta el hecho de tener que hacer eso por varios años y escuchar historias de productores porno que estaban tratando de ser buenos padres y estrellas porno que sólo deseaban ser amados. Las preguntas que todos estamos haciendo son las mismas, y todo regresa a la verdad del amor de Jesús y su gracia y su perdón, y no me importa si eres una estrella porno o una prostituta o un pastor, un predicador, un ama de casa, un hombre de negocios... todos necesitamos lo mismo eso es Jesús.