¿Religión o Relación?

¿Religión o Relación?

La religión no siempre refleja el mensaje de Dios. Ross Parsley comenta la diferencia entre practicar la religión y tener una relación personal con Dios.

Preguntas para Discusión y Reflexión Personal

  1. ¿Qué opinas de la idea de que Dios quiere una relación personal contigo?
  2. Para ti, ¿cuál es la diferencia entre religión y relación? ¿Acaso existe una diferencia?

Dios realmente quiere tener una relación personal con las personas.
La Curiosidad Colectiva
Así que creo que la gente en nuestra ciudad termina mirando a Dios a través de la lente de la religión y a través de entidades corporativas organizadas, talvez sin fines de lucro. La gente está tratando de hacer cosas buenas. Y el problema con esa lente es tratando de entender quién es Dios a través de otras personas. Es decir, tenemos que tener conversaciones espirituales sobre esto porque creo que abre nuestros corazones a las posibilidades pero al final del día lo que Dios está buscando es una conversación personal conmigo; con cada uno de nosotros, y si podría usar la palabra "religión" en una manera como un conjunto de criterios con los cuales tienes que ser lo suficientemente bueno, que no creo que es el mensaje de Dios. Hacer las cosas bien, tratando de ser una buena persona, muchas personas ven a Dios a través de esa idea. Pero lo que sucede es que una sutil oscuridad llega, si no haces cosas buenas, realmente dejas que el mal tome tu corazón y empiezas a violar a otras personas y no te importa hacer el bien. Bueno, eso termina destruyéndote a ti de una u otra manera. Es por eso que nuestras cárceles están tan llenas de gente. Porque malas acciones terminan por controlar a las personas. También es cierto en el otro extremo del espectro que las personas que tratan de hacer el bien todo el tiempo y luego hacen el bien, comienzan a sentirse bastante bien sobre sí mismos y en poco tiempo, lo que pasa es que empiezan a presionar a otras personas para que hagan el bien. Y esa presión que se ejerce sobre otras personas comienza a crear culpabilidad, crea condena, crea todas estas cosas que una relación personal con Dios no está diseñada para crear.