Reír con Propósito

Reír con Propósito

El comediante Michael Jr., habla sobre la risa como una medicina y cómo el uso de tus dones personales pueden ayudar a curar a otros.

Preguntas para Discusión y Reflexión Personal

  1. ¿Crees que todos tenemos talentos y dones únicos?
  2. ¿Te sentirías más satisfecho si intencionalmente utilizaras tus dones para ayudar a otros?

¿Sabías que caminar es un deporte olímpico? Uno camina. simplemente caminas. Al parecer, he estado entrenando para los Juegos Olímpicos toda mi vida y ni siquiera lo sabía. Es como...sólo caminas. ¿Cómo puedes siquiera emocionarte sobre caminar? Es como, "¡Hombre! ¿Viste lo que hizo? Tenía su pie izquierdo hacia abajo, luego puso su pie derecho justo en frente, ¡eso fue asombroso! ¡Él es grandioso!"
La Curiosidad Colectiva
La Biblia siempre dice que la risa es tan buena como una medicina. La gente siempre me cita eso. Lo he visto no sé cuántas veces. Y un día Dios me dijo: Si es una medicina, ¿por qué no se la llevas a los enfermos? Esa es una de las revelaciones más grandes que he tenido desde que soy cristiano. Porque he hecho comedia por años, He estado en todos los programas de televisión nocturnos Me la he pasado bien, pero no fue sino hasta que hice un cambio de hacer que la gente se riera a darles la oportunidad de reír donde todo cambia. Porque ahora, este don que tengo no se trata de que yo reciba, se trata de que yo les dé a otros. Hice un show en Montrose, Colorado, en un lugar llamado The Dolphin House (La Casa del Defín). La razón por la cual se llama La Casa del Delfín, es porque cuidan a niños maltratados. Los delfines - cuando un delfín se lastima, otros delfines nadan a su alrededor para protegerlo hasta que esté mejor. Ellos cuidan a niños que estaban siendo abusados por sus padres drogadictos. Y cuando llego a ese lugar, me dan las historias de estos niños. Y esta abuela me cuenta que su nieto, tenía tanto miedo de su mamá que a donde quiera que iba llevaba un disfraz de Spiderman (El Hombre Araña). a donde quiera que fuera. Una de las cosas que su madre ha estado haciéndole es arranclarle las uñas de los pies. Así que... escucho la historia de este niño, y luego escucho las historias de otros niños, también. Y luego los hacen venir, para que yo les contara chistes a ellos y a sus cuidadores. Escucha: si no hubiera sido Dios que cambió mi mentalidad sobre la comedia, de darle a la gente la oportunidad de reír en lugar de hacerlos reír, te lo estoy diciendo, no hay manera de que yo hubiera sido capaz de hacer el espectáculo. De hecho, me sentí enfermo físicamente después de un rato porque esto había estado pasando. Entonces, no sólo me sentía enfermo físicamente, estaba triste y escuchando estas historias. Pero tenía que hacer el espectáculo, porque estos niños necesitan reír. Así que me subo al escenario y sentado en primera fila está "Spiderman" con el traje completo. Está sentado en el regazo de su abuela, y está abrazado a ella, dándome la espalda. Y me paro en el escenario y empiezo a hacer bromas. Lento pero seguro, la gente comienza a reír. Y como 20 minutos después, la gente ya se está riendo bastante bien, y luego escucho una voz y la voz dice: Mi nombre es Ronan. Y entonces este pequeñito se quita la máscara, se quita la máscara y se presenta conmigo. Y todo el lugar está congelado; sentados de manera inmóvil. Como en estado de conmoción. Él se quitó la máscara y se presentó conmigo como para decir: Aquí estoy. Éste es mi nombre. Está en una sala donde todo el mundo está riendo, y no sabemos si ha estado en un lugar así antes. Y de repente, se sintió lo suficientemente libre como para quitarse la máscara. Y no puedo dejar de pensar cada vez que hago una presentación, ya sea una de televisión por la noche, en una iglesia o donde sea, que probablemente haya alguien en ese lugar, en algún nivel, que pueda estar quitándose la máscara. No se trata de que yo obtenga risas de ellos, se trata de que yo me presente con mi don y esté dispuesto a dárselo a la gente. Porque si tengo un don, mi trabajo es presentarlo a las personas que yo creo deben tenerlo. Si no lo reciben, no importa. De cualquier manera habré hecho lo que debía haber hecho. Mi trabajo consiste en traer diversión completamente y de todo corazón porque alguien en esa habitación necesita reír — están pasando por un momento difícil o necesitan algún tipo de revelación que pueden surgir porque yo he abierto la sala con risas. Así que esa es mi tarea. De eso se trata lo que hago. Eso es lo que quiero hacer. Por eso me encanta traer la diversión. Nunca debes discutir con tu esposa porque si ganas, entonces estarás casado con una perdedora. ¿Por qué es eso tan gracioso?