La Historia de “Santa Claus” (Papá Noel, San Nicolás o Viejito (o Viejo) Pascuero)

The History of Santa Claus

La Historia de “Santa Claus” (Papá Noel, San Nicolás o Viejito (o Viejo) Pascuero)

¿Cuál es la historia de Santa Claus? ¿Quién es este hombre tan alegre?

“¡Sus ojos - cómo parpadeaban! ¡Sus hoyuelos tan felices!
Sus mejillas eran como rosas, ¡su nariz como una cereza!
Su boquita graciosa era dibujada como un moño,
Y la barba en su mentón era blanca como la nieve.” Una Visita de San Nicolás (A Visit from St. Nicholas)1

En el oeste, dice la leyenda que cada año en la noche del 24 de diciembre, un hombre alegre de barba blanca se desliza en su trineo desde su taller en el Polo Norte para entregar regalos a todos los niños que se han portado bien ese año. Así que, como una canción de Navidad en inglés lo indica, “Sé bueno, ¡por el amor de Dios!” (You better be good, for goodness sake).2

La historia de Santa Claus es contada de alguna manera a los niños en todo el mundo. Pero, ¿cómo fue que ésta surgió? ¿Dónde comenzó la historia, y cómo llegamos a la versión moderna que conocemos hoy en día?

¿Cuál es la historia detrás de este hombre jovial que encarna el espíritu de dar regalos y caridad?

San Nicolás

Tal vez como era de esperarse, la historia de Santa Claus implica un revoltijo de personajes mitológicos e históricos. Todo comenzó en el siglo IV con un obispo de nombre Nicolás que vivía en lo que hoy es Turquía.3

Nicolás nació en una familia de comerciantes privilegiada y se dice que era extremadamente piadoso, incluso desde una edad temprana. Él se involucró en la iglesia y rápidamente ascendió en rango. Su piedad era igualada sólo por su generosidad. Al morir sus padres cuando aún era un joven, Nicolás decidió usar el dinero que heredó para ayudar a otros.4

Muchas historias sobre Nicolás han sobrevivido la prueba del tiempo. Una cuenta la historia de un comerciante que lo perdió todo y fue incapaz de proporcionar una dote para sus tres hijas. Al no ver una opción alternativa, se resignó a que sus hijas trabajaran en los burdeles. Sin embargo, después de que había tomado esta difícil decisión, sucedió algo extraño. Durante tres noches consecutivas, alguien arrojó una bolsa de oro en la ventana del comerciante—lo suficiente para la dote de sus hijas. En la tercera noche, el comerciante esperó la entrega, para correr a investigar a su misterioso benefactor. Al descubrirlo, Nicolás hizo prometer al mercante que no revelaría quién había salvado a sus hijas sino hasta después de su muerte.5

Otro relato narra la historia de un carnicero malvado que estaba atrayendo, matando y desmembrando a estudiantes viajeros y los conservaba en barriles de vinagre. Después de enterarse de esta tragedia, Nicolás fue a los barriles y ordenó a los estudiantes asesinados a que se levantaran. Y lo hicieron, completamente restaurados.6

Mientras que algunas de las historias sobre San Nicolás pueden parecer un poco fantásticas, todos contribuyen a la idea de que era un hombre piadoso, caritativo con una gran pasión por ayudar a los indefensos—especialmente a los niños.

Sinterklaas y Christkind

Después de que el obispo Nicolás falleciera el 6 de diciembre de 343, fue santificado. Debido a que se convirtió en uno de los santos patronos de los marineros, historias acerca de San Nicolás se extendieron por todas partes a donde los barcos pudieran viajar.7 Con el tiempo las características de San Nicolás se fusionaron con otros elementos mitológicos.

Por ejemplo, una adición importante fue la creencia germánica en el juicio de Odín. Se decía que volaba por la noche y juzgaba a la gente de un pueblo basado en cómo se habían comportado con su familia, su ganado y la comunidad.8 Esto fue incorporado a la versión holandesa de San Nicolás, conocida como Sinterklaas. La idea es bastante similar al viaje anual de Papá Noel para repartir regalos a los niños bien portados de todo el mundo.

Sinterklaas—vestido de rojo—llega a mediados de noviembre, vía barco de vapor, con su ayudante “Black Peter.” Entre el momento de su llegada y la víspera de su día de fiesta el 6 de diciembre, los niños colocan sus zapatos cerca de la chimenea o de la puerta trasera, donde Sinterklaas y Black Peter dejarán golosinas a medida que van de casa en casa en un semental blanco llamado Amerigo. El 5 de diciembre, los niños cantan canciones a Sinterklaas, esperando su golpe en la puerta, lo que significa que han sido buenos ese año y que han sido recompensados con una bolsa de regalos.9

Sin embargo, la veneración de San Nicolás era fuertemente opuesta por el sacerdote alemán del siglo XVI y reformador religioso, Martin Lutero. Él introdujo la figura del Christkind en un esfuerzo por mantener la atención en el niño Jesús. También conocido como niño Jesús, el Christkind se conoce como un portador de regalos a los niños alemanes, croatas y checos. El Christkind visita el 24 de diciembre, dejando regalos para las familias para despertar el día del nacimiento de Cristo. Este día de celebración fue una huida intencional de la tradición de celebrar a San Nicolás el 6 de diciembre en su día de fiesta.10

Pero los holandeses no estaban dispuestos a renunciar a Sinterklaas. Él aún es celebrado en los países del norte de Europa.

Papá Noel

En Inglaterra, el personaje de Papá Noel influyó más adelante en el desarrollo de la figura que hoy conocemos como Santa Claus. Originalmente, no siendo asociado con San Nicolás, Papá Noel era una persona que visitaba a otras personas el 25 de diciembre, trayendo noticias del nacimiento de Jesucristo y alentando a todos a celebrar y festejar.

Papá Noel no era un ícono para niños sino más bien para adultos. En esto, Papá Noel difiere tanto de Sinterklaas como de la encarnación moderna de Santa Claus.

También tiene una historia más controversial. Durante la misma reforma en la cual Martin Lutero intentó suprimir la veneración de San Nicolás, los festejos que Papá Noel alentó llegaron a ser considerados como una manera inapropiada para celebrar el nacimiento de Cristo. Incluso estaba prohibido por los protestantes.11 

Esto terminó haciendo una división, poniendo gente en ambos lados del debate sobre Papá Noel. Un grupo apoyó la celebración de la Navidad con fiesta y jolgorio; el otro cree que celebrar una misa solemne y hacer una reflexión es más apropiado. Al final, Papá Noel y sus celebraciones se convirtieron en una versión más suave de la juerga anterior.

Santa Claus

Todas estas cuatro figuras—San Nicolás, Sinterklaas, el Christkind y Papá Noel—fueron instrumentales en la creación del Santa Claus moderno.

Mientras que los puritanos fueron algunos de los primeros inmigrantes en los Estados Unidos, fueron los inmigrantes holandeses quienes más tarde trajeron con ellos a Sinterklaas. Después de la guerra revolucionaria, todas las cosas británicas pasaron de moda y la gente de los nuevos Estados Unidos veía otras influencias para guiar su desarrollo como nación.12

En 1804, John Pintard fundó la Sociedad Histórica de Nueva York y abogó por que San Nicolás fuera nombrado santo patrono de Nueva York. En 1809, Washington Irving escribió A History of New-York from the Beginning of the World to the End of the Dutch Dynasty (Una historia de Nueva York desde el principio del mundo hasta el final de la dinastía holandesa), en la cual Sinterklaas figura prominentemente.13 La versión de Irving de Sinterklaas era menos un santo y más un duendecillo que llevaba ropa holandesa y fumaba una pipa de arcilla.

A partir de esto, el poeta Clement Clark Moore escribió su obra 1823 A Visit from Saint Nicholas (Una Visita de San Nicolás), más comúnmente conocida como The Night Before Christmas (La Noche antes de Navidad).14 Pero aunque este poema es muy amado, la versión de Moore de Santa era más pequeña y más élfica en sus modos que nuestra versión contemporánea.

No fue sino hasta la década de 1860 que la versión más rotunda de Santa surgió gracias a Thomas Nast y sus caricaturas anuales de Santa en la edición semanal de Harper. A través de las ilustraciones de Nast, Santa se ganó la chaqueta roja y la barba que hemos llegado a esperar de Santa.15 (En ese momento, él aún usaba una pipa; afortunadamente, desde entonces, Santa ha dejado de fumar).

Esto deja sólo unos últimos toques necesarios para cerrar la brecha entre el Santa Claus de Clement Moore y Thomas Nast y nuestra versión moderna. Éstos fueron proporcionados por la compañía de Coca-Cola (The Coca-Cola Company) y Haddon Sundblom, ilustrador y artista. Esta versión de Santa—se dice ser inspirada por la lectura de Sundblom del poema de Moore—es el corpulento, personaje parecido a un abuelo el cual todo el mundo conoce hoy en día.16

Después de cientos de años de desarrollo del personaje, finalmente hemos llegado a la concepción moderna de Santa Claus.

Espíritu Navideño

A pesar de las diferencias entre todos estos personajes, el verdadero espíritu de San Nicolás, Sinterklaas, Papá Noel, el Christkind y Santa Claus es uno de generosidad y buena voluntad hacia todos.

San Nicolás nos muestra que deberíamos usar lo que tenemos para aquellos que no tienen. Sinterklaas nos instruye en la importancia de tratar a los demás bien durante todo el año—no sólo en días festivos. Papá Noel y el Christkind nos recuerdan que la Navidad no es sólo para celebrar el ser amables y dar unos a los otros, sino que es para conmemorar el nacimiento de Jesucristo—después de todo, él es nuestro máximo ejemplo de bondad y generosidad.

Todos estos elementos se unen en Santa Claus, quien anuncia la celebración del nacimiento de Cristo, nos muestra un espíritu de generosidad y fomenta la buena voluntad hacia nuestros semejantes. En esta época de Navidad, no olvidemos este componente importante de la historia de Santa Claus. Acompañémoslo exclamando alegremente: “¡Feliz Navidad a todos y a todos una buena noche!” (Happy Christmas to all, and to all a good night!).17