Los Tres Puntos de Vista Cristianos de la Creación

Los Tres Puntos de Vista Cristianos de la Creación

Los Tres Puntos de Vista Cristianos de la Creación

¿Cuántos años tiene la tierra? ¿Cómo exactamente sucedió la creación? Las respuestas cristianas difieren.

Es probable que hayas oído hablar del debate de la tierra antigua y la tierra joven entre los cristianos. Dentro de esta controversia es clave el período de seis días de la creación en el libro del Génesis.

Veamos tres interpretaciones comunes de la historia de la creación del Génesis, evaluemos que tan importante es la cuestión para la fe cristiana y examinemos cómo una controversia similar fue resuelta hace varios cientos de años de una manera que cumple con los mandamientos de Cristo y del Apóstol Pablo con respecto a la unidad de los cristianos.1

Las tres interpretaciones básicas son el creacionismo de la tierra joven (YEC, por sus siglas en inglés), el creacionismo de la tierra antigua (OEC, por sus siglas en inglés) y los enfoques alegóricos.

El Creacionismo de la Tierra Joven (YEC)

La interpretación histórica del Génesis es que los siete días de la creación son siete períodos de 24 horas—como nuestros días actuales.2 Cuando se combina con una simple suma de los años en las genealogías de la Biblia, las matemáticas resultan en un universo de 6,000 años de antigüedad con la raza humana—a partir de Adán y Eva—que aparecen el día 6.3

Mientras algunos defensores del YEC intentan desarrollar pruebas científicas para una creación reciente (conocida como ciencia de la creación), otros ven toda la empresa científica con escepticismo.4 Los que rechazan la ciencia tampoco ven afirmaciones científicas de una tierra de 4.5 mil millones de años de edad como una teoría hecha para provocar que los cristianos duden de la Biblia o como una búsqueda imposible debido al pensamiento defectuoso de los seres humanos caídos.5

Los YEC afirman que una lectura natural de la Biblia indica que Dios quería que los lectores interpretan los días de la creación como períodos ordinarios de 24 horas. Dicho esto, cabe señalar que algunos YECs estarían de acuerdo en que la tierra parece ser muy antigua. Sin embargo, discutirían que Dios creó la tierra con una simple apariencia de edad, probablemente al igual que creó a Adán como un hombre maduro, y no un niño.

El Creacionismo de la Tierra Antigua (OEC)

Los OECs6 abogan por un relato literal del Génesis, pero interpretan la palabra “día” como una era o algún otro tipo de periodo de tiempo largo.7  Otro término utilizado para esta posición es el de “día-era.” Es decir, cada día significa una época de tiempo, muy parecido a lo que los ingleses podrían referirse como el “día de los pioneros” o el “día de los dinosaurios.”

La mayoría de los OECs cree que Dios sobrenaturalmente, creó el universo de la nada y que la cosmología del Big Bang proporciona un apoyo científico muy fuerte para esto. Estos OECs son “creacionistas progresivos” en el sentido de que ellos creen que Dios intervino sobrenaturalmente en el transcurso de los seis largos períodos de tiempo para crear las diversas plantas y las formas de vida animal (los “tipos” mencionados en el Génesis).

Los OECs se oponen a la evolución Darwiniana pero no necesariamente a la micro evolución (cambios menores dentro de una especie).8 Como los YECs, los OECs colocan un alto valor en la inerrancia bíblica. La mayoría de los defensores del OEC admitirá que una lectura natural de las versiones en inglés del Génesis conducen a una posición del YEC, pero también señalan que las Escritura apoyan una interpretación de una tierra antigua.9

Enfoques Alegóricos

Esta tercera categoría incluye a todos los cristianos que no creen que los días del Génesis significan periodos de tiempo de algún tipo. Sostienen que la Biblia no está pensada para ser leída como la historia o la ciencia.

Un grupo de cristianos que se denominan “creacionistas evolutivos” o “teístas evolucionistas” (TEs) creen que Dios creó la tierra con potencial para que la vida la desarrollara por métodos naturalistas. Los defensores de los TE caen en la categoría de no-literalistas.10

Históricamente, ha habido otros enfoques alegóricos que no están ligados a la ciencia o a la cuestión de la evolución Darwiniana. Uno de ellos es llamado el “enfoque analógico,” que sostiene que Moisés relató la historia del Génesis de manera que los siete días de la creación fueran paralelos a la semana laboral, con Dios descansando en el séptimo día.11

Doctrina Esencial

El que Dios haya creado el universo—a diferencia de alguna forma de auto creación sin causa—es una doctrina cristiana importante, junto con la del pecado original, el nacimiento de Jesús de una Virgen, la Trinidad, la expiación, la resurrección y la salvación por gracia mediante la fe. Estas creencias, entre otras, figuran en los distintos credos y la mayoría de las declaraciones doctrinales de las iglesias cristianas evangélicas.

Si las doctrinas indicadas anteriormente son primarias sobre lo que significa ser cristiano, la cuestión acerca de cuándo Dios creó tal vez es terciaria. Mientras las cuestiones terciarias a menudo separan las denominaciones cristianas de otras, la mayoría de los cristianos están de acuerdo en los temas primarios encontrados en los credos históricos.

Resolviendo el Asunto

En los primeros días de la Iglesia cristiana, este tipo de desacuerdos se resolvían mediante concilios de la iglesia. En épocas más recientes, dos de estos consejos compuestos por conservadores estudiosos de la Biblia abordaron la cuestión a mano. Tanto el Consejo de la Inerrancia Bíblica (Council of Biblical Inerrancy) y los líderes de la Iglesia Presbiteriana de América (PCA, por sus siglas en inglés) acordaron casi por unanimidad rechazar la inclusión de una tierra joven como criterios de infalibilidad.12

Tal vez queramos tomar una lección de un gran científico del siglo XVII, quien también era un cristiano devoto. Enfrentando una acalorada controversia—que dio como resultado su excomunión de la iglesia—sobre si la tierra era el centro del sistema solar (geocentrismo) o si giraba alrededor del sol (heliocentrismo), Galileo Galilei recurrió a lo que los teólogos denominan la "Doble Revelación" de Dios.

Esta doctrina, articulada en la Confesión Belga de los anteriores protestantes reformadores, dice que podemos conocer a Dios a través de 1) lo que vemos en el orden creado (revelación general) y 2) lo que Dios revela por medio de las Escrituras (revelación especial).13  Tanto los hechos de la naturaleza como las palabras de Dios tienen el mismo autor, argumentó Galileo, y por lo tanto ambas deben ser verdad. Esto requiere que nuestra interpretación de las Escrituras y nuestra interpretación de los hechos de la naturaleza trabajen juntos para informar a los demás.

Hoy en día, los cristianos no se dividen por el tema del heliocentrismo versus el geocentrismo. Parece una controversia pintoresca del pasado distante. Igual podría pasar con el conflicto actual sobre la creación de los días. A pesar de todo, algunos dicen, eventualmente tendremos la oportunidad de resolver esta cuestión preguntando a quien lo creó todo. Mi suposición es que, si esto es cierto, estar en la presencia de Dios hará que el tema parezca tan irrelevante que nadie recordará a hacerlo.

 

  1. Uno de los llamados de Cristo por la unidad se registra en Juan 17, la llamada oración sacerdotal. Una de las llamadas de los apóstoles por la unidad se encuentra en Efesios 4:2-5 y otra en 2 Corintios 1:10.
  2. Históricamente, las creencias fundamentales de la fe cristiana se han articulado en los credos. Ninguna de las grandes reformas de los credos - como el Catecismo de Heidelberg, la Confesión Belga, y la Confesión de Westminster - trataron con la longitud de los días del Génesis, aunque el “quién,” “cómo,” e incluso el “por qué” de la creación son abordadas. Véase Hugh Ross, A Matter of Days: Resolving a Creation Controversy (Colorado Springs, CO: Navpress, 2004), 51–57.
  3. El obispo James Ussher (1581-1656) y más tarde John Lightfoot (1602-1675) desarrollaron cronologías detalladas de los acontecimientos que ocurren en la Biblia. Lightfoot, el vicerrector de la Universidad de Cambridge, proclamó que “el cielo y la tierra, centro y circunferencia, fueron creados todos juntos, en el mismo instante,” y que “este trabajo se llevó a cabo y el hombre fue creado por la Trinidad, el 23 de octubre de 4004 BC, a las nueve de la mañana.” Extractos de los cálculos de ambos Ussher y Lightfoot se pueden encontrar en http://www.lhup.edu/~dsimanek/ussher.htm.
  4. El término “ciencia de la creación” se inició en 1961 con la publicación del libro de John C. Whitcomb y Henry M. Morris The Genesis Flood: The Biblical Record and Its Scientific Implications (Philadelphia, PA: Presbyterian & Reformed Publishing, 1961). Tras su publicación, diez científicos formaron la Sociedad de Investigación de la Creación (Creation Research Society) para promover la “ciencia de la creación.” La esencia de “El Diluvio del Génesis” (The Genesis Flood) es que todos los cambios geológicos que parecen haber ocurrido durante millones de años se han creado en realidad en unos pocos meses durante la inundación en el tiempo de Noé.
  5. Ken Ham, presidente de Answers in Genesis (Respuestas en el Génesis), sostiene que la 2 Corintios 11:13 compara el intento de aclarar la edad de la tierra mediante la incorporación de la ciencia a la forma en que la serpiente engañó a Eva con su astucia. Tanto corrupta como distraída de la atención de la sincera fidelidad que está en Cristo. Véase How Old Does the Earth Look? Answers in Genesis, 12 de mayo de 2009, del Dr. Andrew Snelling, http://www.answersingenesis.org/articles/2009/05/12/how-old-does-earth-look. Otros YECs dicen que nuestra capacidad de la razón ha sido tan afectada por la Caída que sólo podemos confiar en la clara enseñanza de las Escrituras en lugar de confiar en la evidencia y el razonamiento. Mientras que esta no es la visión cristiana tradicional de la aplicación de la razón y la lógica, esta teoría se deriva de una interpretación de las Escrituras que se relaciona a la caída de la “depravación total” en la que todas las tareas humanas están dañadas, incluyendo la ciencia. Calvin, quien popularizó la noción de la depravación total, aclaró que no se refería a la verdad derivada de ciertas disciplinas científicas, sino más bien la manera en que los seres humanos pueden pervertir la verdad con fines malignos. Véase “What Do the Protestant Reformers Mean by ‘Total Depravity’?” Systematic Theology I, http://www.victorshepherd.on.ca/Course/STI/systematic_theology_i9.htm.
  6. La organización líder OEC es una razón para creer (www.reasons.org). 
  7. El Génesis fue escrito originalmente en hebreo. La palabra hebrea para “día” es “yom.” Como se analiza en el siguiente artículo en línea de Old Earth Ministries, “yom” tiene un amplio uso en la Biblia para los períodos de tiempo que no sean de un día de 24 horas, incluidas las épocas. Véase Greg Meyman, “Word Studies: Yom,” Old Earth Ministries, March 16, 2005, http://www.oldearth.org/word_study_yom.htm.
  8. Una buena discusión sobre las diferencias entre la “microevolución” bien documentada y no controversial (principalmente la reordenación de la información genética que resulta en cambios pequeños dentro de una especie) y la teoría de la “macroevolución” (la adición a gran escala de nueva información genética, tales como un anfibio que evoluciona en un reptil) se encuentra en el artículo en línea “What is the difference between Microevolution and Macroevoltuion?” por S. Michael Houdmann en GotQuestions.org.  Disponible en http://www.gotquestions.org/microevolution-macroevolution.html.
  9. Creacionistas de la tierra antigua señalan que uno de los argumentos bíblicos (diferentes de una base científica) esgrimidos para apoyar el viejo punto de vista la tierra incluye el hecho de que el autor de Hebreos 4:3-11 habla del séptimo día de la creación como un período en curso de descanso y nos exhorta a entrar en el reposo de Dios. Esto es subrayado por el hecho de que el autor del Génesis (tradicionalmente atribuido a Moisés) omite la fraseología hebrea “y hubo mañana y hubo tarde” en el día 7 (que sigue a cada uno de los seis días de la creación precedentes). El razonamiento se deduce que si día 7 es una época en curso del tiempo, no hay ninguna razón por la cual los otros seis días no puedan ser también épocas (que se han completado). Otro argumento bíblico para los largos días de la creación se ocupa del día 6, que se elabora en el Génesis 2. Durante este sexto día, Dios creó a los seres vivos, Dios creó a Adán, Dios plantó un jardín, Dios puso a Adán para trabajar en el jardín, Adán nombró a todos los animales, y Dios creó a Eva del costado de Adán. Una vez que Adán se recuperó, observó que “por fin” tenía una compañera (La Santa Biblia, Nueva Versión Internacional © 1999, Génesis 02:23).
  10. Dicho enfoque es tomado por la organización Biólogos (http://biologos.org/).
  11. El enfoque analógico, la teoría de la Brecha, y otros enfoques que no están actualmente en boga entre los evangélicos se discute en Christian Interpretations of Genesis 1 (Philadelphia: Westminister Seminary Press, 2013). Texto completo disponible en http://www.frame-poythress.org/wp-content/uploads/2013/09/2013ChristianInterpretationsOfGenesis1.pdf de Vern S. Poythress.
  12. Durante la década de 1990, la Iglesia Presbiteriana en América (PCA, por sus siglas en inglés) – una denominación conservadora, evangélica  –  se dirigió a la cuestión de la edad de la tierra mediante la convocatoria de un Comité Especial del Estudio de la Creación de estudiosos de la Biblia. Después de dos años de debate e investigación, el comité publicó un documento de noventa y un páginas que rechazó un intento de hacer YEC la única posición aceptable. Véase “Report of the Creation Study Committee,” Junio 2000, http://www.pcahistory.org/creation/report.pdf. Anteriormente, el Consejo Internacional de Infalibilidad Bíblica (International Council on Biblical Inerrancy) se convocó durante un período de diez años para definir lo que debe incluirse en la creencia de la infalibilidad bíblica. El Consejo llegó a la conclusión de que “la adhesión a seis días consecutivos de 24 horas no es esencial a la creencia en la infalibilidad bíblica.” A Matter of Days: Resolving a Creation Controversy de Hugh Ross (Colorado Springs, CO: Navpress, 2004), 242.
  13. La Confesión Belga de 1561 fue un intento por parte de los reformistas para llevar adelante los credos de la iglesia primitiva. Se compone de treinta y siete artículos. El artículo 2 se titula “Los Medios por los Cuales Conocemos a Dios.” Ver a continuación extractos del artículo 2. Texto completo disponible en http://www.prca.org/bc_index.html."
    Lo conocemos por dos medios: en primer lugar, por la creación, la preservación y el gobierno del universo, que está delante de nuestros ojos como un libro más elegante. . . . En segundo lugar, se hace más clara y plenamente conocido por nosotros por su santa y divina Palabra, es decir, en la medida en la que sea necesario para nosotros saber en esta vida, para su gloria y nuestra salvación.”
  14. Crédito de Foto: Peter Wey / Stocksy.com.