¿Acaso todos tienen un Propósito?

¿Acaso todos tienen un Propósito?

¿Pueden todos realmente tener un propósito específico? Pete Briscoe comenta sabiendo tu propósito individual en la vida.

Preguntas para Discusión y Reflexión Personal

  1. ¿Qué circunstancias podrían conducir a alguien a creer que es "un accidente entre dos accidentes"?
  2. En tus propias palabras, ¿qué significa ser "una creación admirable"?

Crecí en Inglaterra. Mi papá vivió en Inglaterra toda su vida hasta que tenía alrededor de 40 y luego nos trasladamos a los Estados Unidos. Pero cuando era joven trabajaba mucho en cafeterías en Liverpool; un lugar bastante difícil en realidad, y todos los hippies pasaban por allí. Y él cuenta una historia sobre haber ido un día a una de estas cafeterías y todos eran hippies; jóvenes de 18, de 19 y 20 años de edad. Y un muchacho se sentó en su mesa y mirándolo y le dijo: "¿Qué estás haciendo aquí?" Mi papá dice que tenía flores en el pelo y que había pasado tanto tiempo desde que él se había lavado el pelo que mi papá se preguntaba si las flores en realidad estaban creciendo allí. Él dijo: "Bueno, estoy aquí para tener conversaciones con ustedes." El tipo dijo, "Bueno, ¿de qué quieres hablar?" Y mi papá dijo, "bueno... ya sabes, de la vida, de la razón por la cual estás aquí y el propósito." Y el chico miró a mi padre y se echó a reír diciendo: ¿Propósito? Y mi padre sólo dijo: ¿Por qué crees que estás aquí? ¿Por qué estás en el planeta? Por qué estás ocupando espacio? El hombre lo miró y le dijo: ¿Sabes qué? Mis padres me dijeron que yo fui un accidente... y por la manera en la que vivo mi vida, estoy asumiendo que mi vida va a terminar en un accidente, también. Que mi muerte será un accidente. Entonces, la forma en la que puedo ver un poco mi propósito es que soy un accidente suspendido entre dos accidentes. Mi padre sacó su Biblia — él tenía una Biblia de bolsillo con él — y abrió el Salmo 139: Tú creaste mis entrañas; me formaste en el vientre de mi madre. ¡Te alabo porque soy una creación admirable! ¡Tus obras son maravillosas, y esto lo sé muy bien! Mis huesos no te fueron desconocidos cuando en lo más recóndito era yo formado, cuando en lo más profundo de la tierra era yo entretejido. Tus ojos vieron mi cuerpo en gestación: todo estaba ya escrito en tu libro; todos mis días se estaban diseñando, aunque no existía uno solo de ellos. Eso no suena como un accidente para mí. Suena como un propósito increíble que cada día que vives, Dios lo ordena. Mi papá compartió todo el evangelio con él, y mi papá le preguntó, ¿Tiene sentido esto? Y él dice, "Bueno, la historia tiene sentido, pero hay algo que no lo tiene." Y mi papá preguntó, ¿Qué? Y él dijo, Yo no creo que realmente crees en eso. Y mi papá dijo, "¿Por qué dices eso?" Y él contestó: "Porque si realmente lo creyeras hubieras venido antes aquí y no te irías hasta que todos nosotros acordáramos contigo." Se puso de pie y salió. Fue un momento impresionante para mi papá. Conozco a mucha gente que lucha con esto. Mucha gente percibe su vida sin propósito o sin sentido. De hecho, hay un libro de la Biblia llamado Eclesiastés, habla de un chico muy rico, que tenía todo, y su conclusión fue: ¡Hombre! Todos los días bajo el sol carece de sentido. Buscas todo lo que quieres, lo consigues. Realmente tiene poco sentido. Y sé que muchas personas se sienten de esa manera. Pero el resto de la Biblia nos enseña que [la vida] es todo menos sin sentido Hay un gran propósito en la vida.