Alegría en un Mundo Determinado

Alegría en un Mundo Determinado

Erin Fonner reflexiona cómo la alegría y la satisfacción provienen de estar conectados a la fuente de la vida y no buscando la aprobación de los demás.

Preguntas para Discusión y Reflexión Personal

  1. ¿Podrías relacionarte con la autoidentificación de Erin como un "triunfador"?
  2. ¿Alguna vez has sentido que tienes que hacer algo de valor para ser una persona de valor?

Toda mi vida, he sido una triunfadora Y realmente no sé exactamente por qué, pero en algún momento, recogí este mensaje. Compré este mensaje. Supongo que tal vez de mi cultura, que si logras ciertas cosas, entonces la vida será buena. Y sinceramente tenía este sentido de que yo tenía que hacer algo de valor para poder ser alguien de valor. Simplemente parece que si a veces piensas que el propósito es un destino, vas a terminar con una crisis de la mediana edad, porque nunca llegas. Al menos esa ha sido mi experiencia y he visto a otras personas pasar por eso. Que ese estilo de vida es agotador. Es simplemente agotador y sólo trabajas y trabajas y trabajas y trabajas y trabajas, y toda tu alegría está envuelta en lo que otras personas dicen de ti. La Biblia dice mucho acerca del propósito y mucho de eso se encuentra en Jesús y en una relación con Dios. El primer y más grande mandamiento es amar al Señor tu Dios con todo tu corazón, alma y mente y fuerza y ama a tu prójimo como a ti mismo. Para mí, ese es mi propósito pero no puedo hacer eso por mi cuenta, tengo que estar conectada a la fuente. Jesús habla de — él usa la analogía de una vid y las ramas y dice, "separados de mí no pueden ustedes hacer nada." Si eres una rama rota de la vid, si estás separado de la fuente eres desechado. Tienes que que permanecer en mí. Y para mí, mi propósito se encuentra en esa conexión. Mi propósito es, en este mismo momento, estar conectada a la fuente, a la fuente de la vida. Porque si trato de separarme y lograr cosas para llenar mis pequeñas inseguridades en algunos elogios maravillosos que reciba de alguien Es decir, eso, eso es estúpido. Eso es una pérdida de tiempo. Pero si me puedo quedar conectada a la fuente de la vida y me pongo a disposición para ser utilizada, las Escrituras dicen que seamos ríos de agua viva fluyendo a través de él. ¡Eso es hermoso! Ese es mi propósito.