Señales de Dios

Señales de Dios

¿Existen señales en la vida que nos dicen que hay algo más allá afuera? ¿Quizás una ser supremo? Earl McClellan habla de cómo el amor y la alegría son señalamientos a la existencia de Dios.

Preguntas para Discusión y Reflexión Personal

  1. ¿Cómo afecta tu experiencia en el amor, tu entendimiento de Dios?
  2. ¿Cuáles son algunos momentos de tu vida en los cuales experimentaste un asombro que te llevó a creer o a tener la esperanza de que hubiera algo más allí fuera?

Tengo amigos que dicen, Earl, no creo. Simplemente, no creo. Y yo pregunto — mi pregunta es, ¿Qué es lo que no crees? Porque talvez no creas... algunas cosas que yo tampoco crea. Señales de Dios Tengo un amigo que... él cree que hay algo allí fuera. Que hay algo. Él no sabe qué, y estoy de acuerdo con eso. ¿Puedo yo con 1,000% de certeza decirle a una persona, ésto es así? Los datos que pongo en la mesa, —si me permites— es no es necesariamente 1 + 1 = 2. Yo he tendido el hermoso privilegio y honor de experimentar el amor. Y lo obtengo de mi esposa, y definitivamente lo obtengo de mis hijos, y cuando experimentas el amor, incluso ves a un niño entrando al mundo... Recuerdo cuando mi primer hijo nació, cuando ese pequeñito nació y parecía que tenía 85 años y tenía cantidades alocadas de cabello — incluso en su frente y... no era tremendamente lindo, honestamente de recién nacido. Desde entonces se ha convertido en un hermoso jovencito, pero cuando lo vi... [tratar de] explicarlo, explicar la conexión, explicar el amor, explicar la maravilla, y lo que experimenté allí en ese momento cuando mi hijo nació mi esposa acaba de ser un buen soldado y ha llevado a este pequeñito por nueve meses, y he visto crecer su vientre y ahora él llega a este mundo y todo eso y lloramos y y hay lágrimas de alegría y risas y mucha esperanza y la vida en ese momento... Dios es amor. Simplemente me señala hacia él. Y cualquier amigo mío que haya experimentado el amor, ha experimentado esa... esa presencia, esa alegría, esa esperanza. Creo que todo es sólo una una pequeña señal... diciéndonos que hay algo más aquí, que hay algo más en la vida, que hay algo más. Y después nos toca a nosotros tratar de averiguar... bien, ¿qué es eso más? ¿Dónde está ese más? ¿Quién es ese más? Y para mí...eso me pone en un camino de las Escrituras. De Jesús siendo no sólo un buen maestro sino un hombre que dice que él quiere mi corazón y mi vida, rendidos a Él. Y me está llamando por su amor y su gracia a seguir en su camino.