Los Testigos de Jehová y el Final de los Tiempos

Los Testigos de Jehová y el Final de los Tiempos

Los Testigos de Jehová y el Final de los Tiempos

Los Testigos de Jehová tienen creencias muy concretas acerca del fin del mundo.

El Armagedón será la peor cosa que golpeará a la tierra en la historia del hombre. . . Esa guerra es inevitable. Los hechos de la historia moderna demuestran que estamos en el ‘día de Dios Todopoderoso’ y su guerra está cerca.Nathan Knorr, presidente del Cuerpo Gubernamental de los Testigos de Jehová1

Con más de seis millones de miembros alrededor del mundo, los Testigos de Jehová han crecido de ser una secta norteamericana a convertirse en un movimiento religioso en todo el mundo. Son conocidos por sus prácticas únicas, como la prohibición de celebraciones de días festivos y de transfusiones de sangre. Pero quizás su rasgo más prominente es su enfoque en el fin del mundo.

Los Testigos tienen muchas opiniones concretas sobre cómo se acabará el mundo, que son, en parte, derivadas de la Biblia. El Apocalipsis, el último libro de la Biblia, se centra en los últimos tiempos. El libro contiene una serie de imágenes alegóricas que describen la soberanía de Dios sobre todas las demás potencias.

Durante siglos, los cristianos han diferido en las interpretaciones de estos pasajes. Basándose en un puñado de imágenes tomadas principalmente del Apocalipsis, los Testigos de Jehová en conjunto toman una ruta diferente.

Cronologías Cambiantes

Los Testigos han cambiado sus declaraciones sobre el fin del mundo a lo largo de su historia. Ellos han afirmado que el mundo se acabaría en cinco ocasiones específicas. También introdujeron la "Nueva Luz"—nuevas enseñanzas que reemplazan a las profecías fallidas.2

Muchas enseñanzas de los Testigos de Jehová se basan en el concepto de la historia. El fundador C. T. Russell enseñó que habría seis mil años desde la creación de Adán hasta que Jesús regresara y comenzara su reinado en la tierra.3  Inicialmente, Russell predijo el fin del mundo en 1914.

Cuando esta profecía falló, su sucesor, Joseph Rutherford, anunció un nuevo cálculo de la creación original de Adán, moviendo la fecha hasta 1925.4 Otras tres fechas específicas para el fin del mundo han ido y venido. Desde noviembre de 1995, los Testigos han dejado de predecir fechas particulares pero insisten "con vehemencia que nunca han hecho alguna profecía falsa."5

Armagedón

Apocalipsis 16:14–16 menciona una batalla cataclísmica entre los gobernantes del mundo que se lleva a cabo en un lugar llamado el valle de Armagedón. Los Testigos creen que ésta es una descripción de una gran batalla final que dará como resultado el fin del mundo. Se considera una batalla global entre las fuerzas del bien y el mal, y el resultado final será una limpieza de todo el mal de las cosas.

La inminencia del Armagedón se utiliza para fomentar la conversión ya que "aquellos que respondan favorablemente a las buenas noticias podrán sobrevivir al Armagedón y vivir para siempre en la perfección en una tierra del paraíso."6 Este mensaje ha definido gran parte de las acciones y publicaciones de los Testigos durante años. Aunque el mundo se acabará, ellos proclaman que "¡Millones que ahora viven no morirán jamás!" Esos millones son, por supuesto, los Testigos de Jehová.

Los Dos Grupos

Los Testigos también ponen un gran énfasis en los 144,000 mencionados en Apocalipsis 7. Para los Testigos de Jehová, este número ha tenido dos significados distintos.

A principios de la década de 1920, Rutherford instituyó la práctica de visitar gente de puerta en puerta. Los Testigos habían recibido instrucciones de informar a sus vecinos que sólo 144,000 irían al cielo después de la batalla de Armagedón, la cual se previó que sucedería en 1925. Sin embargo, para finales del decenio de 1920, ya había más de 144,000 Testigos de Jehová comprometidos con la religión, y la batalla aún no había llegado.

Los líderes anunciaron la Nueva Luz, que enseñaba que "todo aquel que se había convertido en un Testigo de Jehová antes de 1935 iría al cielo (el 'pequeño rebaño'), mientras que todos los que vinieron después de 1935 estarían entre ‘la gran muchedumbre’ que... espera vivir en la tierra en un nuevo paraíso."7

El Milenio

En Apocalipsis 20:1–6, encontramos la mención del Reino Milenial de Jesús. Una vez más, los Testigos tienen un conjunto específico de creencias que surge de este concepto.

Después de haber ganado la batalla de Armagedón, Jesús establecerá un gobierno con la ayuda de los 144,000. En este momento, el mundo será restablecido a condiciones perfectas. No habrá muerte alguna, habrá mucha comida y una paz duradera.8 Aquellos que sobrevivan la batalla de Armagedón, así como cualquier persona justa desde Abel, recibirá una segunda oportunidad en el nuevo mundo.9

Al final de mil años, Satanás será liberado para poner a prueba al remanente de la humanidad. Después de esta prueba, Jesús se retirará del liderazgo y Jehová vivirá con su pueblo y reinará para siempre.

Aniquilación

Los historiadores resaltan que el fundador de los Testigos de Jehová, C. T. Russell, tuvo dificultades específicas con el concepto del infierno como un lugar de tormento eterno.10 Los Testigos enseñan que los que mueren fuera de la organización son aniquilados y dejan de existir completamente. Aquellos que mueran en el Armagedón serán aniquilados inmediatamente. Y aquellos que no pasen la prueba de Satanás al final del Milenio también serán aniquilados.

Los cristianos pueden diferir en su entendimiento sobre la vida después de la muerte o vida eterna, pero los Testigos destacan por su voluntad para describir el estado eterno del hombre con esa especificidad.

Nadie lo Sabe

Cuando nos referimos a grandes momentos del juicio, como la caída de gobiernos y el fin del mundo eventual, inclusive Jesús fue reticente: "Pero en cuanto al día y la hora, nadie lo sabe, ni siquiera los ángeles en el cielo, ni el Hijo, sino sólo el Padre."11

En su corta existencia, los Testigos han calculado y recalculado el fin del mundo en varias ocasiones. Han hecho declaraciones precisas sobre cómo el mundo se acabará, así como lo que sucederá posteriormente. Incluso han descrito los niveles de la vida eterna y el número específico de personas que podrán disfrutar de cada nivel.

La muerte y el fin del mundo como los conocemos son perspectivas muy alarmantes y enigmáticas, así que es fácil entender por qué queremos definirlas. La solución para los Testigos de Jehová ha sido crear dogmas específicos que abordan esos temores. Sin embargo una y otra vez, han tenido que reajustar sus declaraciones.

Fe

Al describir la vida eterna, el Apóstol Pablo declaró: "ahora vemos sólo un reflejo como en un espejo; entonces deberemos ver cara a cara." El futuro siempre tendrá un elemento de misterio. Esto es, en parte, porque actualmente no tenemos las facultades para comprender lo que vendrá.

Algunas cuestiones de la fe permanecerán siempre simplemente así—como cuestiones de fe.

  1. Alan Rogerson, "¡Millones que ahora viven no morirán jamás!" (Millions Now Living Will Never Die) (Great Britain: The Anchor Press, 1969), 107.
  2. Fritz Ridenour, What’s the Difference: A Look at 20 Worldviews, Faiths and Religions and How They Compare to Christianity (Ventura, CA: Regal, 2001), 120.
  3. N. H. Barbour y C. T. Russell, “Las Tres Palabras” (The Three Worlds) (Rochester, NY: Watchtower Bible and Tract Society, 1877).
  4. Ridenour, 117.
  5. Ibid.
  6. Watchtower Bible and Tract Society, “Armageddon—A Happy Beginning,” LA ATALAYA BIBLIOTECA EN LÍNEA, (Watchtower) http://wol.jw.org/en/wol/d/r1/lp-e/2005881.
  7. Ridenour, 118.
  8. Watchtower Bible and Tract Society, “Life in a Restored Paradise,” LA ATALAYA BIBLIOTECA EN LÍNEA, (Watchtower) http://wol.jw.org/en/wol/d/r1/lp-e/102008323.
  9. Para leer la historia de Cain y Abel, véase La Santa Biblia, Nueva Versón Internacional © 1999, Génesis 4.
  10. David L. Weddle, “Jehovah’s Witnesses,” en la Enciclopedia de la Religión (Encyclopedia of Religion) 2da ed. vol. 7 (Nueva York: MacMillan Reference USA, 2005), 4821.
  11. La Santa Biblia, Marcos 13:32. 
  12. Crédito de Foto: Eduard Bonnin / Stocksy.com.